domingo, 22 de mayo de 2016

Mis labiales naranjas

El año pasado me dio por buscar un tono anaranjado veraniego que combinara con algunos de mis coloretes y con mi ropa.

Mis labiales naranjas: Bourjois, Lola y L'Oréal

El primero es el tono 20 1, 2, 3 soleil, de la colección Shine Edition de Bourjois. Es un coral anaranjado de acabado gloss. A veces lo uso encima de otros labiales para modificar el subtono final y darles brillo. Queda precioso combinado con el labial fucsia de Givenchy. "Caduca" el próximo mes de octubre pero me queda muy poco (las barras están sacadas al máximo en las fotos) y creo que lo gastaré a lo largo de este verano. Además, tiene una duración muy corta y hay que estar reaplicándolo cada dos por tres.

El segundo es el tono 003 Peachy, de LOLA. Me salió muy económico (3 euros) porque estaban quitando el stand de la marca en mi perfumería habitual. "Caduca" en agosto de 2017 así que imagino que será mi labial del próximo verano. Es como un bálsamo labial con algo de color, muy hidratante (casi aceitoso) pero con apenas pigmentación.

El tercero es el tono 238 Orange after party, de la colección Color Riche de L'Oréal. Como ya dije en otra entrada, es el naranja suave perfecto que andaba buscando (algo parecido al Vegas Volt de MAC). "Caduca" en diciembre de 2017 y no tengo prisa en gastarlo porque mi experiencia con otros labiales de esta colección es que aguantan en buen estado mucho más de los 36 meses. Este tono es mi "naranja-fondo-de-armario".

domingo, 15 de mayo de 2016

Mis labiales rojos

Entre el verano de 2013 y el de 2014 me hice con tres labiales rojos y, en el verano de 2015, con un gloss rojo. No es un color fácil de usar pero cada vez me siento más cómoda llevándolo.

Mis labiales rojos: MAC y Estée Lauder


El primero es el tono Lady Bug, de MAC. Lo compré en El Corte Inglés de Puerto Banús. La verdad es que me acerqué por allí por Nars (entonces, esa marca no se vendía en mi ciudad) pero me pareció todo demasiado caro y no me terminó de enamorar ninguno de sus coloretes. En parte, me compré el Lady Bug para no volver de vacío (y porque llevaba tiempo en mi wish-list). Es de acabado lustre, lo que permite modular la intensidad del color. Lo llaman "el rojo para discretas" y es cierto: con una pasada, puedes llevar los labios rojos sin que llame demasiado la atención. Se supone que mi barra "caducó" el pasado mes de enero pero todavía está bien y conserva su característico aroma avainillado. Estos meses de 2016 le he estado dando más uso porque combina muy bien con la ropa que he estado llevando y porque ya estoy planeando mi primer Back To MAC.

El segundo es el tono rojo Rihanna, de la colección Viva Glam de MAC. Lo compré en los Secretos de Belleza de El Corte Inglés de mayo de 2014, creo recordar, y se supone que "caduca" en septiembre de este año. Es un rojo azulado de acabado frost y tiene unos brillitos muy especiales. Me gusta mucho, aunque no se siente tan hidratante como el anterior. Me encanta usarlo para salir por la noche las pocas veces que lo hago. El envase tiene un tacto gomoso muy agradable. Me encanta este labial y me encanta Rihanna. En su momento, me quedé con las ganas de comprar el gloss a juego pero no estaba convencida del todo.

El tercero es ese gloss rojo: el Lipglass Rihanna, de la colección Viva Glam de MAC. Lo vi por casualidad en un centro de El Corte Inglés en un viaje a Madrid en julio de 2015: era mi última oportunidad (había preguntado por él y estaba agotado en mi ciudad); caducaría en octubre de este año. Deja los labios como una manzana caramelizada de feria con muchos brillitos. Queda bonito puesto solo (tono aframbuesado) o sobre otro labial (lo uso bastante sobre el rosa de Yves Rocher porque queda demasiado festivo sobre el Viva Glam Rihanna). Tengo que reconocer que no me parece tan maravilloso para las ganas que tenía de tenerlo. Es pegajoso. Incluso cuando se va, algún brillito suelto queda pegado a los labios y no queda bien. Le estoy dando bastante uso porque pienso que un gloss aguanta peor el paso del tiempo que un labial, también pensando en ese primer Back To MAC.

El cuarto es el tono 350 Vengeful Red, de la colección Pure Color Envy de Estée Lauder. Es como el labial fucsia de Givenchy del que hablé en la entrada anterior: mate, muy pigmentado, cremoso, tiende a salirse por los bordes del labio y por eso requiere perfilador y aplicar muy poca cantidad a toquecitos. Es un rojo clásico con un subtono frío. Es excesivamente bueno. El envase es muy lujoso, imantado, pero cabe en el organizador. No sé si otro tono menos llamativo podría ser más cómodo de llevar. Asumo que este labial será mi "rojo-fondo-de-armario" cuando haya terminado con los rojos de MAC.

domingo, 8 de mayo de 2016

Mis labiales rosas

Por comodidad, agrupo en la categoría de "rosas" varios tonos que no entran ni en "rojos" ni en "naranjas" (rosa, fucsia, ciruela...). Son los que más me apetece usar en primavera y también los que "caducan" antes de todos los que tengo.

Mis labiales rosas: Yves Rocher, Givenchy y Marc Jacobs

El primero es el tono 71 Rose Poudré, de la colección Couleus Nature Grand Rouge de Yves Rocher. Según su batch code, cumplió 36 meses en enero de 2015 pero aún se encuentra en buen estado. Lo guardo en un cajón de mi mesa de trabajo para usarlo a diario. Es un tono muy bonito, un rosa suave apagado ligerísimamente amarronado. Es perfecto para un maquillaje discreto. La fórmula es muy cremosa e hidratante (creo que lleva aceite de camelia), aunque no dura mucho puesto. No reseca nada los labios y tiene un aroma muy agradable.Teniendo el cuenta el ritmo que he llevado con los otros labiales que he terminado últimamente, creo que habré gastado este labial antes de otoño.

El segundo es el tono 205 Fuchsia Irrésistible, de Givenchy. Lo compré en un viaje en julio de 2014 y me salió bastante más económico que en España (23 euros al cambio). No tenía ningún labial fucsia y éste prometía. El color, aun siendo mate, es muy bonito, intenso y alegre; tiene mucha cobertura. El problema es que tiende a escurrirse por el labio inferior: me obliga a usar perfilador y a aplicármelo a toquecitos, en muy poca cantidad, para evitar eso. No puedo decir que no me guste pero no volvería a comprármelo porque no me parece práctico tener que andar con tanto cuidado al maquillarme y luego estar comprobando en un espejo que no voy como el Joker de Batman. Por otra parte, el envase es excesivo: muy lujoso (forrado de cuero negro) pero no cabe en el organizador.

Los otros tres son de la colección Lovemarc Lip Gel de Marc Jacobs y coinciden con el de Givenchy en tener un envase de alta gama pero incómodo: no sólo no caben en el organizador sino que además están muy imantados y se repelen entre sí. Los compré aprovechando que estaban rebajados un 30% y, además, en promoción de 3*2 en Sephora, así que me salieron cada uno a precio de gama media (13.33 euros). Los elegidos fueron:
- tono 108 Have we met? (es un rosa clarito muy luminoso perfecto para diario, más alegre que el de Yves Rocher que acabo de describir)
- tono 120 Voilà! (es un fucsia más claro y luminoso que el de Givenchy que ya he descrito; puesto, tiene cierto subtono rosa-coral que transmite optimismo)
- tono 128 Seduce me (es un ciruela satinado para ir muy arreglada en otoño/invierno; lo elegí para sustituir al descatalogado Plum Velvet de Estée Lauder que había comprado en el año 2000 y que ya estaba rancio).
Una vez en casa me di cuenta de que tenían un PAO de 12M así que se supone que "caducan" en agosto de 2016. No me hizo mucha gracia ese PAO tan corto ni que no cupieran en el organizador. Pero lo peor es que no duran nada puestos (apenas 1 hora) y, cuando los uso, me noto los labios resecos por la noche. Los iré alternando con otros más hidratantes y, desde luego, no repetiré.

domingo, 1 de mayo de 2016

Mi colección de labiales (2016)

Hace casi un año publiqué una entrada con mi colección de labiales y perfiladores en ese momento. 
Los perfiladores siguen siendo prácticamente los mismos, ya que los uso muy poco.
En cuanto a los labiales:
- regalé un par de ellos porque no me iban nada esos colores (Max Factor, tono 830 Dusky Rose; y Kiko Velvet Mat, tono 605 Orange Red),
- jubilé otros dos: uno porque ya olía regular y me sacaba pielecitas en los labios (Estée Lauder Re-Nutriv, tono 86 Plum Velvet) y otro víctima de las olas de calor del pasado verano (Yves Rocher Couleus Nature Rouge Crème, tono 12 Rose Ispahan) y
- he terminado cuatro que me han gustado mucho: Yves Rocher Couleus Nature Rouge Crème, tono 71 Bois de rose (el 2º que gasto y el único labial con el que he repetido); L'Oréal Color Riche, tonos 256 Blush Fever y 453 Rose Creme (ambos naturales y muy favorecedores, la personificación de MLBB-My Lips But Better); y Urban Decay Gloss Lip Junkie, tono Naked (venía con la paleta Naked 2; bonito, nada pegajoso y, aunque algo mentolado, no picaba).
Mi colección actual se compone de 12 labiales y tengo la intención de mantenerla en ese número o incluso reducirla no reponiendo los labiales que vaya gastando. Últimamente pienso que "menos es más" pero, sobre todo, poner las fechas de caducidad entre paréntesis me ha hecho darme cuenta de que no es buena idea tener una colección demasiado amplia porque es imposible gastar tanta cantidad de producto antes de que caduque.

De izquierda a derecha, empezando por la fila de abajo, son:
  1. Yves Rocher Couleus Nature Grand Rouge, tono 71 Rose Poudré (ene-15)
  2. Givenchy, tono 205 Fuchsia Irrésistible (nov-15)
  3. MAC Lady Bug (acabado lustre) (ene-16)
  4. Marc Jacobs Lovemarc Lip Gel 108 Have we met? (ago-16)
  5. Marc Jacobs Lovemarc Lip Gel 120 Voilà! (ago-16)
  6. Marc Jacobs Lovemarc Lip Gel 128 Seduce me (ago-16)
  7. MAC Viva Glam Rihanna (acabado frost) (sept-16)
  8. MAC Viva Glam Lipglass Rihanna (acabado frost) (oct-16)
  9. Estée Lauder Envy, tono 350 Vengeful Red (dic-16)
  10. Bourjois Shine Edition, tono 20 1, 2, 3 soleil (oct-16)
  11. LOLA 003 Peachy (ago-17)
  12. L'Oréal Color Riche, tono 238 Orange after party (dic-17)
Se supone que el nº 10 "caduca" antes que el nº 9 pero también he querido agruparlos por gamas de color: delante, los rosas; detrás, los rojos a la izquierda y los naranjas a la derecha... y que conste que me ha salido así por casualidad ;-)
Querer mantener mi colección en 12 labiales también tiene que ver con tenerlos todos juntos en el organizador de metacrilato de 12 huecos que sale en la fotografía. De momento no es así porque cuatro de ellos (Givenchy y Marc Jacobs) no caben en esos huecos. Mientras tanto, los ocupo con tubitos de muestras de crema, un bálsamo labial de Eucerin y y un contorno de ojos.
Escribiré sobre ellos en mis tres próximas entradas: rosas, rojos y naranjas.