sábado, 20 de febrero de 2016

Leche desmaquillante Sensitive Végétal, de Yves Rocher


Desmaquillante Sensitive Végétal,
de Yves Rocher; fuente
He terminado un envase (200 ml) de la leche desmaquillante "calmante" Sensitive Végétal, de Yves Rocher, con extracto de hojas de Sigesbeckia orientalis. Cuesta 9 euros en teoría y 4.50 euros en la práctica. Decidí probarla porque tengo la piel sensible y reactiva pero no me ha parecido tan "calmante": he tenido irritada la piel que rodea a la nariz debido a un largo resfriado y esta leche me escocía en esa zona.
Es bastante líquida y el envase favorece que se gaste más producto de la cuenta, por lo que me ha durado muy poco (mes y medio). No repetiré.

viernes, 19 de febrero de 2016

Probando muestras de perfume (I)

A lo largo de esta semana he disfrutado de una muestra del eau de parfum Black Opium, de Yves Saint Laurent (1.5 ml). Según Fragrantica, se lanzó en 2014 y pertenece a la familia olfativa oriental especiada para mujeres. Notas de salida: pimienta rosa, flor de azahar del naranjo y pera; notas de corazón: café y jazmín; notas de fondo: vainilla, pachulí y cedro.

Black Opium EDP, de YSL; fuente

La verdad es que sólo me quedaba medio vial (me lo había llevado a una escapada el pasado mes de diciembre) y quería gastarlo en los días que rodean a San Valentín. Para mí, es un aroma sexy y dulce a la vez. Otros aromas "dulces" pueden parecer más ingenuos pero éste no. Estuve pensando en comprármelo para navidades pero debía gastar antes mis reservas de Délices de Cartier Eau Fruitée, del que hablé en enero. Además, creo que me da un poco de dolor de cabeza. Está en la línea de otro perfume que probé hace algunos meses: La vie est belle, de Lancôme. Me encanta cómo huele y me agrada notarlo en otras personas pero, cuando lo he usado yo, me ha dado dolor de cabeza. Se trata de una fragancia de la familia olfativa floral frutal gourmand para mujeres, lanzada en 2012 (fuente: Fragrantica). La verdad es que tiene un aroma muy parecido; notas de salida: grosellas negra y pera; notas de corazón: iris, jazmín y flor de azahar del naranjonotas de fondopachulí, haba tonka, vainilla y praliné.

La vie est belle, de Lancôme; fuente

¿Los recomiendo?
Bueno, lo que recomiendo es gastar una muestra antes de comprarlos.
A mí personalmente me gustan mucho los dos y los compraría si sólo fuera por eso pero no lo haré porque me dan dolor de cabeza.

lunes, 15 de febrero de 2016

Champú con biotina, de Asepsis

Llevo un mes utilizando el champú revitalizante con biotina de Asepsis (1000 ml) y he gastado una cuarta parte. El resto lo he pasado a un envase de 750 ml con dosificador (en concreto, el de agua micelar de La Roche-Posay).
Hace tiempo que pasó la moda del "champú de caballo" pero, por algún motivo, me apetecía probarlo. Fui a por un "champú de caballo" en Carrefour y sólo lo encontré con la marca "Asepsis". Buscando una buena foto en internet para escribir esta reseña, me he enterando de que es una marca "blanca" de Carrefour.

Champú revitalizante con biotina, de Asepsis; fuente

Mi pelo es muy fino, ligeramente ondulado y escaso. Este champú me deja el pelo muy suelto (casi como un "pompón" de animadora) pero muy limpio. Estoy acostumbrada a lavarme el pelo todas las mañanas porque, al día siguiente, solía tenerlo tan graso que no podía ir salir así a la calle. Con este champú, el pelo sigue bastante limpio a la mañana siguiente. Aun así, me lo sigo lavando a diario por tres motivos:
1. He comprobado que, aunque no amanezca muy grasiento, sí se pone mal a partir del mediodía.
2. Me resulta difícil peinarme por el "efecto pompón" o "pelos de loca". No sé si es por la electricidad estática o por qué, pero es así. Con el pelo recién lavado, puedo domármelo con el secador. Al día siguiente, no.
3. Necesito la ducha mañanera para empezar bien el día y una ducha completa incluye la cabeza.
Al contrario que la mayoría de los champús que he utilizado en los últimos tiempos, no me ha producido picores ni caspa, ni me ha empeorado las rojeces (algunos champús me las acentúan). Creo que tiene que ver con que tiene pocos ingredientes y poco perfume. En concreto, sus ingredientes son:
AQUA, SODIUM LAURETH SULFATE, COCAMIDOPROPYL BETAINE, COCAMIDE DEA, SODIUM CHLORIDE, POLYQUATERNIUM-7, BIOTIN, TRIETHANOLAMINE, METHYLCHLOROISOTHIAZOLINONE, METHYLISOTHIAZOLINONE, DISODIUM EDTA, PARFUM (BENZYL SALICYLATE).
Huele un poco a "champú para mascotas" pero no me importa porque sólo se nota durante el lavado y prefiero eso a un champú con un aroma maravilloso que me produzca dermatitis, caspa o rojeces en la piel.
Además, es económico (6 euros/litro). Lo recomiendo.

viernes, 12 de febrero de 2016

Mantecas de The Body Shop

En el último año, he gastado otras dos mantecas corporales de The Body Shop: la manteca dúo de guisante de olor (con una parte para pieles secas y otra para pieles normales) y la manteca de papaya (para pieles normales), la última que me quedaba.

Fuente
Fuente












He escrito sobre las mantecas de The Body Shop en esta entrada (2013) y en esta entrada (2014). Son agradables pero un poco caras y, ahora que no hay tienda en mi ciudad, no me veo comprándolas por internet.