domingo, 27 de diciembre de 2015

Boss Jour pour femme, de Hugo Boss

He terminado una minitalla del eau de parfum Boss Jour pour femme, de Hugo Boss (7.4 ml). Según Fraganticase lanzó en 2013 y pertenece a la familia olfativa floral para mujeres; las notas de salida son lima (limón verde) y flor del pomelo; las notas de corazón son flores blancas, fresia, madreselva y lirio de los valles (muguete); las notas de fondo son abedul y ámbar.

Jour pour femme, de Hugo Boss (7.4 ml)

Tengo varios motivos para inclinarme a escribir una reseña positiva:

  1. Me recuerda a mi primer buen perfume (Hugo Woman, del que hablé aquí).
  2. Fue un regalo sin compra de Sephora, lo cual siempre pone de buen humor.
  3. Me ha durado muchísimo (lo he usado para ir al trabajo durante tres meses y medio).
  4. Tiene un aroma diferente a los que llevo años utilizando (más dulces y afrutados) y me apetecía cambiar.
  5. Por algún motivo, me hace sentirme fuerte, femenina, sofisticada, independiente.
  6. El envase me ha resultado muy cómodo y práctico (cabe en los huecos para labiales de los organizadores de metacrilato) y tiene un tacto agradable.

Sólo tiene un punto negativo: apenas noto que dure el olor. Suelo aplicarme dos o tres vaporizaciones tras las orejas y en el pelo: cuando llego al trabajo, me da la impresión de que ya no huele. Puede que se deba a que sale poca cantidad de perfume en cada vaporización (no es normal que 7.4 ml duren tres meses y medio) pero aun así me parece que no tiene mucha fijación. Sin embargo, cuando me lo he puesto en las muñecas sí me lo notaba al final del día. De todas maneras, tengo varios perfumes de hace años pendientes de gastar, así que no me lo voy a comprar estas navidades. Tal vez, cuando tenga que reponer un perfume, haga un repaso de las posibilidades que ofrece Hugo Boss en atención a los buenos recuerdos/viejos tiempos.

jueves, 24 de diciembre de 2015

domingo, 13 de diciembre de 2015

Exfoliante (Mimosa tenuiflora), de Clarins

He probado la crema exfoliante con microgránulos (Mimosa tenuiflora), de Clarins.

Crema exfoliante con microgránulos, de Clarins

He gastado un tubo de 30 ml y tengo otro en la reserva. Se trata del típico peeling gommage. En la parte posterior del envase, explica:
Esta crema con dos tipos de microgránulos: exfoliantes y pulientes, enriquecida con extracto de mimosa tenuiflora, de acción reconfortante, deja la piel purificada y lisa, minimiza los poros, aclara y unifica la tez.
En comparación con el exfoliante afrutado con hueso de albaricoque de Yves Rocher (con el que más he repetido hasta el momento y del que hablé en esta entrada), los gránulos del exfoliante de Clarins son mucho más finos y la crema es más espesa. Sin embargo, he notado que el de Clarins me irrita las mejillas incluso utilizándolo con suavidad, cosa que no recuerdo que hiciera el de Yves Rocher. Tal vez esto indique que el de Clarins es más efectivo pero, para mi piel sensible y reactiva, resulta excesivo.
Cuando termine mi segundo envase de Clarins y tenga que reponer exfoliante facial, probablemente lo haré con el de Yves Rocher (que, por cierto, es más económico).

Línea HydraQuench, de Clarins

He probado dos productos de la línea HydraQuench, de Clarins:
- Gel Fondant Désaltérant, para pieles normales a mixtas (15 ml)
- Masque-Crème "Anti-Soif", especial para pieles deshidratadas (30 ml).

Gel-crema y mascarilla hidratante HydraQuench, de Clarins

El gel-crema es fresco, se absorbe bien y es agradable de utilizar. Me recuerda al gel-crema hidratante intensivo Moisture Surge Extended Thirst Relief, de Clinique, del que hablé en esta entrada. Me gusta más el de Clinique: creo que es más efectivo, noté una mejoría en el aspecto de mi piel y me parece recordar que es algo más económico. Con el de Clarins no me he visto mejor y me han salido algunos granitos aislados de los superficiales típicos por exceso de hidratación y de los profundos que duelen un poco. Menos mal que me he dado cuenta con la minitalla de 15 ml. Debo decir que mi piel es complicada (deshidratada, mixta, sensible y reactiva); a otras personas puede irles genial con este gel-crema.

La mascarilla-crema también es fresca pero no me deja la piel mejor; incluso creo que me acentúa las rojeces. En general, prefiero las mascarillas de limpieza desincrustantes y los peelings. Mi mascarilla de limpieza favorita es la purificante iluminadora con arcilla rosa de Clarins, de la que hablé en esta entrada. He perdido la cuenta de cuántos envases llevo y siempre repito. En cambio, no creo que repita con la línea HydraQuench.

domingo, 8 de noviembre de 2015

Espuma limpiadora suave, de Clarins

He probado la espuma limpiadora suave (con extracto de pepita de algodón) para pieles normales o mixtas de Clarins. En concreto, he gastado un tubo de 30 ml que me ha durado ocho semanas. Venía en un pequeño neceser transparente con minitallas, lo que está muy bien para probar productos sin tener que comprar el tamaño grande.

Fuente

Esta espuma sale como una crema blanca que, al frotarla en contacto con el agua, hace un poco de espuma (no tanta como esperaba) y sirve como gel limpiador facial.
Me gusta bastante la marca Clarins (y he gastado muchísimos envases de su mascarilla de arcilla rosa, que no cambio por otra) pero este limpiador facial me ha decepcionado un poco. Tengo la piel sensible y se me quedaba tirante después de usar esta espuma. No me parece mala sino inadecuada para pieles reactivas. No creo que vuelva a comprarla.

sábado, 7 de noviembre de 2015

Equivalenza (30 ml) por 2 €

Otra vez, igual que el pasado mes de abril, me he enterado de una promoción de Equivalenza gracias a una entrada de Mari Peich. En esta ocasión, el precio ha sido de 2 euros y se anunciaba así:

Fuente

He escogido el perfume nº 161, que tiene bastantes menos ingredientes que el que cogí en abril (nº 037). El envase añade el subtítulo "Only essenza", que no venía en el anterior, y el perfume es ligeramente más ocre, lo que está bien para distinguirlos.

Fuente

La etiqueta pone:
EQUIVALENZA 161
INGREDIENTS/INGREDIENTES: Alcohol denat (81%), Parfum (Fragance), Aqua (Water), Limonene, Coumarin, Hydroxycitronellal.

Fragancias de Equivalenza (30 ml): nº 037 y nº 161

El nº 037 es más para verano (con un aroma a bergamota muy evidente, del estilo de See By Chloé, de Chloé) y el nº 161 es más para invierno (con un aroma en el que sobresale el regaliz; recuerda a Loverdose, de Diesel).
La verdad es que no he gastado el nº 037 este verano porque el olor me resultaba muy fuerte y lo notaba todo el tiempo. Lo he usado más de ambientador y, por 1 €, ¿qué más se puede pedir? Temo que me pase lo mismo con el nº 161 pero, por 2 €, está bien para ambientar la casa por navidades.

domingo, 18 de octubre de 2015

Desodorantes Dove (actualización)


Fuente
A principios de abril terminé un envase más del desodorante Dove "Original en crema", mi favorito para otoño/invierno. En septiembre de 2014 publiqué una entrada sobre los desodorantes Dove pero no supe decir cuánto me duraban. Este envase de 50 ml me duró dos meses usándolo a diario. Creo que es bastante más eficaz que los demás pero, con la entrada de la primavera y el cambio del tiempo me volvieron a apetecer fórmulas en aerosol, ya que se secan antes y dejan menos residuos en la ropa... o ninguno.

Fuente
También probé este verano el desodorante Dove "Invisible Dry" (tapa gris) en su versión "testada en 100 colores". El envase de 200 ml me duró dos semanas. Tras aplicarlo, espero un poco para terminar de vestirme (mientras me seco el pelo), como hago con cualquier desodorante. Cumple lo que promete. Es mi nuevo favorito, junto con el Nivea Invisible for Black & White (Clear 48 h). Si tuviera que elegir uno de los dos,  sólo me guiaría por el precio.

jueves, 15 de octubre de 2015

Bases para el recuerdo

Acabo de tirar lo que me quedaba de la base Infalible de L'Oréal (la mitad de lo que aparece en la foto), de la que ya hablé en esta entrada. Es muy similar en cobertura y acabado a la base Inalterable de Yves Rocher, sobre la que también escribí otra entrada. Fueron reseñas positivas porque me gustan mucho sus características: alta cobertura, acabado aterciopelado, no manchan la ropa, larga duración y precio asequible.
Sin embargo, no repetiré con ellas. Mi piel se ha vuelto muy reactiva, sobre todo en invierno, que es cuando más me apetece usar bases (en verano prefiero los protectores solares con color o las BB/CC-creams). He notado que, utilizando estas bases a diario, me empeoran las rojeces. En honor a la verdad, debo decir que esta base estaba caducada por partida doble: había superado la shelf life de 36 meses (fue fabricada en noviembre de 2011 según la calculadora de Checkcosmetic.net) y el PAO de 12 meses (la tenía abierta cuando escribí sobre ella en noviembre de 2013).

jueves, 1 de octubre de 2015

Rexona Maximum Protection

Aunque esta entrada lleve la etiqueta "desodorante", lo cierto es que trata sobre un antitranspirante: Rexona Maximun Protection Sensitive Dry. En su web, Rexona responde a las preguntas más frecuentes al respecto y explica que este antitranspirante "proporciona hasta 48 horas de eficacia antihumedad gracias a su fórmula TRIsolid*, que aporta:
- Protección contra el sudor científicamente probada
- Tecnología de fragancia encapsulada termoactiva con microcápsulas que se activan con el sudor y liberan un olor a frescor que dura todo el día
- Ingredientes hidratantes especialmente formulados para prevenir la irritación de la piel".

Trae 45 ml y me ha durado un mes y medio usándolo a diario (dos clicks para cada axila), aunque por la mañana en vez de por la noche (lo recomendado). La verdad es que no sudo mucho y tengo suficiente con un desodorante, así que no he notado que un antitranspirante me vaya mejor. Incluso me ha dado la sensación de que retenía el sudor y luego "salía el olor", cosa que no me ocurre con los desodorantes que suelo utilizar, incluidos los aerosoles de Rexona.

En fin, también es cierto que este verano hemos tenido varias olas de calor y es posible que por eso no haya notado tanta eficacia. Desde luego, si repito con Rexona será con sus desodorantes de la gama "Invisible" en formato aerosol, que son muy buenos.

domingo, 13 de septiembre de 2015

Máscara Shocking, de Yves Saint Laurent

En los pasados Secretos de Belleza de El Corte Inglés me regalaron una minitalla de la máscara de pestañas Volume Effet Faux Cils Shocking, de Yves Saint Laurent (2 ml).
Como hago con casi todos los cosméticos, comprobé su fecha de fabricación y de caducidad en Checkcosmetic: había sido fabricada en noviembre de 2011 y, con una shelf life de 36 meses, había caducado en noviembre de 2014.
Aun así, como apenas uso máscara de pestañas y procuro tirarlas a los seis meses de su apertura, consideré que podía darle una oportunidad: fue a principios de junio de 2015, tras haber jubilado la máscara Sumptuous Extreme, de Estée Lauder (8 ml), y sólo llevaba medio año caducada.

Mini-máscara Shocking, de Yves Saint Laurent (2 ml)

Esta máscara no me ha irritado los ojos así que supongo que no se ha estropeado por el tiempo. La abrí en junio y la he usado en muy contadas ocasiones.
Hoy ha sido la última vez que la he usado y he decidido jubilarla. Le queda bastante producto y no creo que esté en mal estado; además, sólo han pasado tres meses tras su apertura. El problema es que no me gusta nada el resultado. No me peina bien las pestañas y me deja pegotes, por lo que luego tengo que perder mucho tiempo con el peine de pestañas. Además, me las alarga demasiado: una cosa es resaltar las pestañas y otra es llevarlas como una muñeca. Me da pena porque me hacía ilusión tener maquillaje de Yves Saint Laurent. Es posible que los grumos se deban a que la máscara es antigua o a que yo no he sabido sacarle partido porque ya me ha pasado lo mismo con otras máscaras de pestañas de gama alta. En cualquier caso, esta experiencia me confirma en la idea de que es preferible comprar mini-máscaras por lo que pueda pasar.

sábado, 12 de septiembre de 2015

El reto de los envases molestos: balance (II)

El pasado 5 de octubre me propuse acabar una serie de productos para finales de año. Lo llamé "el reto de los envases molestos" y ya hice un primer balance en diciembre. Me quedaron 10 productos a los que quería darle salida pronto.

Ha pasado casi un año meses y ha habido pocos cambios:

1) Crema de manos Dove. Cuando la retomé en enero, me di cuenta de que había cambiado su textura y se había estropeado: la he apartado para los zapatos (200 ml).

2) Bálsamo de labios Hydra-LipCare, de Rexaline. No lo he tocado. A ver si me animo ahora que empieza a refrescar.

3) Mezcla de bases en polvos sueltos: Clinique, Max Factor, Alissi Brönte y Bourjois. La he tirado: me quedaba oscura, tenía demasiado shimmer (por los polvos de Max Factor) y observé que me empeoraba un brote de acné. Además, todos los polvos llevaban más de tres años abiertos (los de Max Factor, cinco años).
Conclusión: no volver a hacer mezclas para "aprovechar" algo que no me queda bien (Max Factor, Alissi Brönte) porque eso echa a perder lo que sí me queda bien (Clinique, Bourjois).

4) Mezcla de coloretes en polvos sueltos (5.5 g): Benefit (Sugarbomb)The Body Shop (Brilliance Powder)Misslyn (204)Biotherm Blush! (60) e Yves Rocher (Soleil Cuivré). Le di mucha caña durante el primer trimestre del año hasta que compré el múltiple Na Pali Coast de Nars, que me resulta muy cómodo cuando uso BBcream/CCcream. Todavía me queda para mucho tiempo. En ambos casos, ya le he pillado el truco para que me quede más natural.

5) Sombra de ojos en crema de The Body Shop, tono 06 cashemere. Se la he regalado a mi sobrina pequeña para que juegue con ella. No sirve para otra cosa.

6) Contorno de ojos Fast Response Eye Cream, de MAC (15 ml). Terminado. Ya tengo dos envases vacíos de MAC para el B2M.

7) Polvos compactos Mineralize Skinfinish Natural (Medium Dark), de MAC (10 g). He estado usando estos polvos en el tono Medium Plus durante el curso y en el tono Medium Dark durante el verano. Están muy gastados pero todavía no he tocado pan.

8) Iluminador Prodigy Liquid Light, de Helena Rubinstein (15 ml). No lo he tocado. Me propongo hacerlo este curso.

9) Corrector Prodigy Powercell Eye Urgency (tono 02), de Helena Rubinstein (7.9 ml). Tampoco lo he tocado y también me propongo hacerlo este curso.

10) Lápiz de ojos Feline Blacks (tono 01 Black Black), de Helena Rubinstein. No lo he tocado. Creo que no lo he usado nada más que para probar el tono en el dorso de la mano.

Balance: 4/10

Voy a ser realista y a admitir que no terminaré en años los siguientes productos:

  1. Mezcla de coloretes en polvos sueltos: Benefit (Sugarbomb), The Body Shop (Brilliance Powder), Misslyn (204), Biotherm Blush! (60) e Yves Rocher (Soleil Cuivré).
  2. Lápiz de ojos Feline Blacks (tono 01 Black Black), de Helena Rubinstein.

Intentaré terminar los cuatro productos restantes, más mi BBcream actual, a lo largo del próximo curso:

  1. Bálsamo de labios Hydra-LipCare, de Rexaline.
  2. Polvos compactos Mineralize Skinfinish Natural (Medium Dark), de MAC.
  3. Iluminador Prodigy Liquid Light, de Helena Rubinstein.
  4. Corrector Prodigy Powercell Eye Urgency (tono 02), de Helena Rubinstein.
  5. BBcream Tinted Beauty Balm (Linen Glow), de Too Faced.

martes, 1 de septiembre de 2015

Rosaliac CC Creme, de La Roche-Posay

Fuente
Hace seis meses escribí acerca de Rosaliac CC Creme (50 ml), indicada para pieles sensibles con tendencia a rojeces. La empecé a mediados de enero y, tras mes y medio, no tenía muy buena opinión de ella. Teniendo en cuenta los paréntesis de tiempo en los que he utilizado otros productos, me ha durado seis meses. ¿Repetiría? Si tuviera que reponer, puede que sí.
Poco a poco, he ido mejorando de las rojeces y me he acostumbrado a su textura. No tiene mucha cobertura pero, al mejorar la piel, no me importa demasiado. También he aprendido a extenderla mejor y puedo utilizar después los MSFN de MAC con mano ligera. Este verano he usado los que tengo en el tono Medium Dark, que me quedan algo oscuros, en las zonas en las que Aparichi recomienda aplicar los polvos de sol. El tono de la crema es un pelín claro pero, al cubrir poco, queda bien y casi ilumina la cara. En fin, no es un producto perfecto pero me gusta mucho más ahora.
Creo que la BBcream de Bioderma me fue mejor para las rojeces pero el tono claro me quedaba algo oscuro, así que tendré que valorar en su momento con cuál repito.
De momento, sigo teniendo en stock:
- la BBcream Tinted Beauty Balm, de Too Faced (45 ml), en el tono Linen Glow; pensaba haberla usado a partir del pasado mes de abril pero la CCcream Rosaliac no se terminaba y también la he alternado con la CCcream de Clinique y con otras hidratantes y bases; además, sólo tiene SPF20 y el envase anterior me duró más de ocho meses así que decidí aparcarla para el curso 2015/2016 (de octubre a junio)
- la CCcream Superdefense, de Clinique (40 ml), en el tono light medium; tiene SPF30  y el tono me queda algo oscuro, así que la he usado en las escapadas y la seguiré utilizando en septiembre y, lo que me quede, a partir de junio y hasta que la termine.
Soy consciente de que los productos con SPF no deben estar abiertos más de un año pero no voy a tirar estas cremas mientras no me den problemas, ya que no voy a estar expuesta al sol en plan vacaciones en la playa sino los pocos ratos de trayecto casa-trabajo-casa en la ciudad.

domingo, 16 de agosto de 2015

Final de las vacaciones

Este verano he disfrutado de una semana en la Costa del Sol,

Fuengirola, foto de Olaf  Tausch


















una escapada a Madrid

Madrid, foto de tnarik


















y un viaje a Alemania.

Hamburgo, foto de Tony Webster











Bremen, foto de Jürgen Howaldt

Lübeck, foto de Jorges






























He vuelto cansada físicamente pero con ganas de más. Siempre me ocurre lo mismo: me hubiera quedado un día más, habría visitado tal o cual sitio que estaba cerrado el día que fuimos o que, estando abierto, no pudimos ver por falta de tiempo o de fuerzas.
Esto me ha hecho preguntarme: ¿por qué siempre nos falta algo?
Y he buscado en Google -¡cómo no!- obteniendo "aproximadamente 6.560.000 resultados (0,27 segundos)". A pesar del refrán "mal de muchos, consuelo de tontos", reconozco que me relaja comprobar se trata de una sensación normal.
Hay quien enfoca el tema desde una perspectiva "positiva" ("la sana ambición que nos impulsa hacia delante y nos hace crecer y no estancarnos"), quien critica esa sensación ("consecuencia del consumismo que corroe nuestra sociedad") y hasta quien se mantiene en el análisis psicodinámico ("eso viene de la herida narcisista").
Por mi parte, he decidido sentirme bien contrarrestando esa sensación con tres ideas:
1. Es muy difícil ajustar tanto un programa de viaje como para que todo sea absolutamente perfecto, en especial si hay que cuadrar los intereses y las preferencias de dos personas o más. Incluso en los viajes que han sido perfectos para mí intuyo que tal vez pudieron no ser perfectos para otros miembros del grupo. Lo importante es que sean satisfactorios para todos, aunque no se pueda ver todo.
2. Si representamos la duración de un viaje en una línea continua que indicara el número de días, habría un día en el que estaríamos deseando volver a casa. Es mejor que falte un día a que sobre un día. En el primer caso, nos quedaríamos con un bonito recuerdo del viaje ("fue estupendo, ojalá hubiera durado más"); en el segundo caso, el recuerdo general no sería tan agradable ("uf, qué hartura, estaba deseando volver").
3. Si contamos el número de experiencias vividas y el número de experiencias que echamos en falta, lo más seguro es que el primero sea muchísimo mayor que el segundo. Pensar en lo que faltó es un camino seguro para sentirse mal y ese no es el objetivo de unas vacaciones: el objetivo es "cargar las pilas" disfrutando de lo vivido y eso implica recordar los muchos buenos momentos y no los pocos "closed" o "tenemos que irnos".
Dicho esto: ¡estoy deseando volver a hacer las maletas!

P.D. El aroma de estas vacaciones ha sido el eau de toilette Very Irresistible, de Givenchy: en Hamburgo terminé la miniatura de la que hablé en esta entrada... ¡días después de visitar el Miniatur Wunderland!

viernes, 31 de julio de 2015

Lady Gaga - Fame (2ª parte)

Ya comenté en esta entrada que gasté la mitad del eau de parfum Fame (frasco de 100 ml) durante el curso 2013/2014 (otoño, invierno y primavera) y que aproximadamente me quedaban otros 50 ml para el curso 2014/2015. Lo aparté durante el verano porque me resultaba demasiado empalagoso debido al calor y porque estaba cansada de usar siempre la misma fragancia. Este curso he vuelto a usarlo y, por fin, lo he terminado. Me ha dado hasta pena porque sigue gustándome su aroma pero también me apetece cambiar de perfume, especialmente ahora que el tiempo pide algo más fresco. No tengo mucho espacio para poner varios perfumes a la mano así que me he alegrado por quitar de en medio un bote de 100 ml. Aún me quedan en la reserva un par de perfumes de este tamaño pero cada vez tengo más claro que no volveré a comprar perfumes de más de 50 ml.

Fuente

jueves, 4 de junio de 2015

Máscara Sumptuous Extreme, de Estée Lauder

A finales de mayo jubilé la máscara Sumptuous Extreme, de Estée Lauder (8 ml). La había empezado el pasado 3 de noviembre y la he estirado casi siete meses. Decidí tirarla porque este tipo de productos no deben tenerse abiertos más de 6 meses y, la verdad, porque no me gustaba. Hay que trabajarla mucho para que no queden grumos y no peina bien las pestañas. Esperaba más de una máscara de alta gama. Me costó unos 20-25 euros, en un pack promocional con minitallas de un contorno de ojos (Advanced Night Repair, 5ml) y un desmaquillante de ojos (30 ml). Me ha dado pena tener que tirarla cuando todavía le quedaba producto pero también estaba deseando terminarla y cambiar a otra máscara menos engorrosa. Esta experiencia me confirma que es mejor optar por minitallas, ya que son más económicas y traen suficiente cantidad de máscara para los 6 meses que se recomienda tenerlas abiertas.

Sumptuous Extreme, de Estée Lauder (8 ml)

domingo, 31 de mayo de 2015

Línea "3 tés detoxificantes", de Yves Rocher

He probado la línea de desmaquillantes "3 tés detoxificantes" de Yves Rocher gracias a que los regalaron en 2014 con los típicos tarjetones: con uno venía la leche y el tónico; meses después, con otro venía el agua micelar.

Fuente
Leche Suave Desmaquillante - Efecto alisante y juventud (200 ml)
Me duró un mes y medio. Fue muy agradable de usar, cremosa y con un aroma vegetal increíble. Sí noté la piel limpia y suave pero no que "los rasgos se alisaran" (ni tampoco lo esperaba). No se me ocurrió utilizarla como desmaquillante de ojos, aunque también tiene esa indicación. Puede que la compre si necesito desmaquillante, la veo al 50% y tengo un tarjetón con regalo a partir de 5 euros de compra.

Fuente
Agua Micelar Desmaquillante - Intenso efecto revitalizante (200 ml)
Me duró tres semanas. También huele bien pero no tanto. En cuanto a su eficacia, me pareció un agua micelar más (como la de La Roche-Posay). Se me ocurrió utilizarla como desmaquillante de ojos y el escozor fue importante. No creo que la compre; antes tengo que terminar con mi stock (750 ml de Bioderma y 750 ml de La Roche-Posay) y probar la de Garnier (es más barata y la tengo pendiente).

Fuente
Loción Facial Perfeccionadora - Efecto anti-fatiga y relajante (200 ml)
Me ha durado medio año. Al principio me gustaba mucho pero ahora me parece que me engrasa la piel. Tiene el mismo aroma que la leche desmaquillante y una textura ligeramente gelatinosa que, en la última semana, se ha vuelto pejajosa. La he usado tras el desmaquillado en sustitución de la hidratante, notando la piel hidratada, fresca y elástica. No creo que la compre porque no suelo utilizar tónico.

miércoles, 20 de mayo de 2015

Probando muestras (III)

A mediados de mayo tenía programada una sesión de fotodepilación. Esto significa utilizar SPF 50+ durante todo el mes (15 días antes y 15 días después de la sesión). Por otra parte, no es el momento de utilizar cremas que prometen luminosidad sino más bien regeneradoras. De todo mi arsenal de muestras, seleccioné tres tubitos (de 5 ml cada uno) de la línea Absolue, de Lancôme. Durante los primeros diez días de mayo estuve terminando las muestras de Clinique y, para el resto del mes, supuse que tendría suficiente con estas muestras de Lancôme. Sin embargo, me han durado diez días.

Muestras de Lancôme y protectores solares (mayo 2015)



Fuente
Absolue Precious Cells SPF 15 (5 ml)
Tratamiento Regenerador y Reparador Avanzado con SPF15 (día). Al buscar una buena foto en internet he visto que los 50 ml cuestan 235 euros así que no creo que compre esta crema ni con un 50% de descuento. Está "especialmente desarrollada para regenerar el resplandor y ayudar a reparar la apariencia de los signos visibles del envejecimiento". La muestra me ha durado una semana (11-17 de mayo) y la verdad es que me he notado mucho mejor aspecto, visiblemente rejuvenecida. Temía que me engrasara la piel pero no ha sido así. Increíble.


Fuente
Absolue Premium ßx (5 ml)
Tratamiento Regenerador y Reconstituyente con SPF 15 (día). Precio: 50 ml/199,00 euros. La marca afirma que "su suave textura hace que su piel se vea nutrida, confortable y más suave con un tono radiante". Tanto el aroma como la textura son algo más ligeros que los de las otras dos cremas. Me ha durado tres días: al apretar el tubito, salía mucho producto de golpe y lo he estado extendiendo hasta el escote. Tal vez por usar demasiado, sí me han salido 2-3 granitos por engrasamiento. Los efectos son similares, aunque me han gustado más las otras.


Fuente
Absolue Nuit Precious Cells (5 ml)
Tratamiento de Noche Regenerador y Reparador avanzado. Precio: 50 ml/259,00 euros. La marca afirma que "ayuda a potenciar la luminosidad, repara la piel y reduce los signos de la edad. Nuestra fórmula exclusiva con Pro-Xylane™ y Youth Restoration System™ promueven la restauración natural de la piel y el proceso de regeneración durante la noche. Al despertar, la piel parece descansada, suave y radiante". He estirado la muestra para que me durara diez días. Funciona, pero es demasiado cara.


En resumen, he disfrutado del "tratamiento Absolue" diez días y mi piel lo ha notado muy positivamente. Esperaba que me durara más pero los agujeritos eran algo más grandes de lo habitual y salía mucho producto cada vez. Además, al trasluz no se veían los tubitos muy llenos (apenas un dedo de producto).
Por otra parte, he estado usando por las mañanas un protector solar con color de Bioderma, salvo algún día que he usado un protector solar sin color de Clarins. No he estrenado todavía el protector solar en stick de Australian Gold.

jueves, 14 de mayo de 2015

Mi colección de labiales (2015)

Hace un año publiqué una entrada con mi colección de labiales en ese momento. No incluí los perfiladores y olvidé algunos bálsamos labiales. Un año después, mi colección completa de productos para los labios es esta:

Mi colección de labiales (2015)


En el cajoncito de metacrilato:
- Prebase de labios: Too Faced Lip Insurance 
- Bálsamos labiales: Eucerin, Sierra Bees Vainilla, Arôms Natur Rosa Mosqueta, Rexaline (uno sin estrenar y otro depotado en un tarrito de MAC, que es el que estoy usando ahora con la Detailer Brush de Real Techniques)
- Pomada para el herpes labial: Zovicrem (aciclovir); por suerte, no la he necesitado desde hace muchos meses (ni lo recuerdo).

Junto al cajoncito de los bálsamos, el labial y el gloss que tengo a punto de terminarse y que llevo en el bolso:
  1. L'Oréal Color Riche: 256 / Blush Fever (nov-10) (casi acabado)
  2. Urban Decay Gloss Lip Junkie: Naked (ni idea de su fecha de caducidad).
En el organizador de 12 huecos y a su lado, labiales ordenados por fecha de caducidad (de izquierda a derecha y de delante hacia detrás -en la foto, de abajo hacia arriba-):
  1. Estée Lauder Re-Nutriv: 86 / Plum Velvet (dic-03)
  2. Yves Rocher Couleus Nature Rouge Crème: 71 / Bois de rose (ene-13)
  3. L'Oréal Color Riche: 453 / Rose Creme (sept-13)
  4. Max Factor: 830 / Dusky Rose (oct-14)
  5. Yves Rocher Couleus Nature Grand Rouge: 71 / Rose Poudré (ene-15)
  6. Yves Rocher Couleus Nature Rouge Crème: 12 / Rose Ispahan (feb-15)
  7. Givenchy: 205 / Fuchsia Irrésistible (nov-15) (no cabe en el organizador)
  8. MAC: Lady Bug (acabado lustre) (ene-16)
  9. MAC Viva Glam: Rihanna (acabado frost) (sept-16)
  10. Kiko Velvet Mat: 605 / Orange Red (oct-16)
  11. Bourjois Shine Edition: 20 / 1, 2, 3 soleil (oct-16)
  12. Estée Lauder Envy: 350 / Vengeful Red (dic-16)
  13. L'Oréal Color Riche: 238 / Orange after party (dic-17)
Perfiladores: 
- Kiko, colección Ace of Diamond: 34 (fucsia); había estado mucho tiempo buscando el perfilador perfecto para el labial de Givenchy (que tiende a salirse muchísimo y enseguida): en cuanto vi este perfilador, compré uno en temporada (y tres más en rebajas)
- Estée Lauder Double Wear Lip Pencil: 07 RED (rojo)
- Kiko Smart Lip Pencil: 706 (rojo)
- Margaret Astor: 22 rosa natural 
- Cutex: pink 4 (rosa subido)
MAC Pro Longwear Lip Pencil: Staunchly Stylish (rosa amaderado)
Yves Rocher Stylo Levres Zero Defaut: 01 Incolore (transparente; uno empezado y otro con el precinto). Pensaba que tenía otro perfilador de este estilo con color pero no lo veo.


Conclusiones

En 2013, casi todos mis labiales eran rositas. No salía de esa gama; era mi zona de confort. Ahora me encuentro con que la mitad de mis labiales son rosas ponibles y están caducados. Por este motivo he decidido ordenarlos por fecha, para ir dándole más uso a los más antiguos. 

Supongo que me ha influido mucho leer reseñas y recomendaciones de labiales de otros tonos más potentes. Hace casi dos años, empecé a buscar el rojo perfecto y me hice con tres a lo largo de un añoLady Bug (rojo modulable discreto),Viva Glam Rihanna (rojo escarchado aframbuesado) y Vengeful Red (rojo clásico). También me hice con un fucsia vibrante (Fuchsia Irrésistible) después de mucho comparar. Y, claro, estos labiales intensos suelen exigir sus correspondientes perfiladores.

Este año me ha dado por buscar el anaranjado veraniego perfecto que combinara con algunos de mis coloretes (y con mi ropa) y me he hecho con otros tres labiales: Orange Red (rojo anaranjado, parecido al Lady Danger), 1, 2, 3 soleil (coral anaranjado tipo gloss) y Orange after party (naranja suave perfecto: lo que andaba buscando).

De momento, doy por cerrada mi colección hasta que tenga que reponer ("sale uno, entra uno"), ya que los cosméticos cremosos aguantan peor el paso del tiempo. Mi intención es no superar la docena de labiales y reponer los que vaya gastando con otros tonos diferentes para tener una colección más variada.

Creo que podría dividir mis labiales en tres tipos, imitando el clásico esquema de pirámide:

A) Los caros, muy pigmentados y que suelen pedir cuidados especiales (perfilador, retoques, vigilar que permanecen en su sitio, llevar el resto del maquillaje pulido). Están bien para un capricho pero no son muy prácticos: Fuchsia Irrésistible, Viva Glam Rihanna, Vengeful Red.

B) Los medianamente económicos, que suelen desvanecerse pronto pero son cómodos de llevar: los de Yves Rocher (Bois de rose, Rose Poudré, Rose Ispahan), el Dusky Rose (para ser un rosa clarito, se nota más que otros rosas más oscuros) y el 1, 2, 3 soleil (un toque de color ligero para la playa o el campo). Tampoco son muy prácticos en la medida en que duran poco pero no suponen un desembolso serio, no dan problemas por exceso de pigmentación y están bien para experimentar con colores diferentes.

C) Los básicos, los que siempre conviene elegir por ser cubrientes, de duración media, fáciles de llevar y que dejan los labios hidratados: en mi colección tengo más discretos, como los de L'Oréal Color Riche (Blush Fever, Rose Creme, Orange after party); y más subidos, como el de Kiko Velvet Mat (Orange Red) y el Plum Velvet (de una línea precursora de la del Vengeful Red; tal vez por ser antiguo -¡15 años ya!- se ha ido secando un poco y no se escurre por los labios). Otro de mis preferidos por ser bastante modulable es el Lady Bug.

¿Cuáles recomiendo? Por relación calidad-precio, los de L'Oréal Color Riche.

domingo, 10 de mayo de 2015

Probando muestras (II)

Muestras de Clinique
El pasado 27 de marzo empecé a gastar las minitallas de Clinique que tenía reservadas para viajes. Esto de estar en casa y usar minitallas es como una pequeña fiesta porque me permito disponer de algo que tenía guardado para "mejor ocasión". Living la vida loca.
Combinadas con la loción facial de la línea "3 tés detoxificantes" de Yves Rocher (usada en sustitución de la hidratante después del desmaquillado al volver del trabajo), me han durado hasta hoy (seis semanas largas). Me gusta tomar nota de estos datos (6 ml/semana) para saber qué productos y cuánta cantidad llevarme a un viaje.


Fuente
Dramatically Different Moisturizing Lotion+ (15 ml).
Se trata de la clásica loción hidratante de Clinique reformulada para ofrecer el doble de hidratación. Hará unos 10-12 años que gasté dos envases de la hidratante amarilla de Clinique (creo que una "normal" y otra "para pieles mixtas"). En su día me gustaron (estaba empezando a usar cremas y notaba su efecto) pero no seguí repitiendo porque empecé a probar otras hidratantes. A pesar del tiempo que ha pasado, creo que la nueva fórmula es más agradable, menos líquida y más hidratante.


Fuente
Repairwear Laser Focus (7 ml).
He usado este sérum antiarrugas antes de la crema de la que hablo a continuación. Se supone que, al ser de la misma línea, actúan sinérgicamente. Después de haber usado durante tres semanas la loción hidratante, he notado la diferencia de efectos sobre la piel. Funciona, aunque no hace milagros. Ahora bien, ¿merece la pena pagar su precio? En mi opinión, este es el típico producto que me compraría solo en una época en la que me notara mala cara continuamente, como tratamiento de choque.


Fuente
Repairwear Uplifting Firming Cream SPF15 (7 ml), Dry Combination to Combination Oily.
Esta crema hidratante anti-envejecimiento me ha parecido, al contrario de lo que se afirma en la web de la marca, bastante espesa. A pesar de eso, se absorbe bien y no me ha producido granitos, algo que me ocurre con muchas cremas, así que genial. La he usado de día por su SPF15 que me parece insuficiente. Lo mejor es que sí he notado los efectos reafirmantes enseguida. Su olor a yogur ácido me recuerda al del set reconstructor de Algenist


Fuente
Moisture Surge Intense Skin Fortifying Hydrator (7 ml).
Esta crema también me huele a yogur ácido pero ya he empezado a asociar ese olor con cremas que funcionan. Es más espesa que la refrescante Moisture Surge Extended Thirst Relief, de la que he gastado dos envases. Diría que la Moisture Surge Intense Skin Fortifying Hydrator es más para invierno y la Moisture Surge Extended Thirst Relief es más para verano. Es muy posible que la compre en la próxima promoción de neceser con minitallas.

NOTA:
Después de estas cremas, por las mañanas, he utilizado:
Rosaliac CC Cream, de La Roche-Posay, durante las tres primeras semanas
- Base de maquillaje Pro Longwear (muestra del NC25), de MAC, durante una semana
- Base de maquillaje Infalible, de L'Oréal, durante una semana
- Protector solar Photoderm MAX SPF50+, de Bioderma, durante la última primera semana.