sábado, 18 de mayo de 2013

Robin Moore

Robin Moore (1925-2008) fue un autor norteamericano que escribió sobre temas bélicos, militares, de espionaje y similares. Hace poco leí su novela "Dubai" (1976) y sentía que debía dedicarle una entrada, ya que hace años elegí el nombre de “la chica” del protagonista como nick. Me llamaban la atención su portada y algunos fragmentos sueltos que había ojeado. Sin embargo, cuando me decidí a leerla, fue todo un reto terminarla. Me gustan los thrillers bien escritos y/o bien traducidos. Al no haberla leído en versión original no puedo decir qué es lo que falla. Desde luego, no es un thriller. La edición es de 1976 y se nota la tinta de lo que hay impreso en el reverso de cada hoja, dificultando la lectura. Incluso aunque no se notara, la impresión es borrosa. He leído esta novela haciendo un notable esfuerzo. Me ha parecido interesante leer una novela escrita poco después de que yo naciera para hacerme una idea de aquella época y del imaginario alrededor de la crisis del petróleo de los años setenta del siglo XX. Sin embargo, la encuentro excesivamente “masculina” para mi gusto. Por supuesto que a las mujeres también podrían gustarles las armas y los negocios turbios pero creo que es algo poco habitual. Desde luego, a mí no me gustan. Y esta novela no me ha hecho disfrutar.

Resumen de la novela "Dubai", de Robin Moore (1976); 404 pp.
Esta novela se divide en cuatro partes muy diferentes.
Primera parte: Fitz; Caps. 1-2, pp. 7-29
Es la parte más corta, en la que se nos presenta al protagonista de la novela, un antihéroe frustrado a tres niveles: familiar –por su origen bastardo y su fracaso matrimonial-, profesional –por un sistema injusto que dificulta su ascenso y le expulsa del ejército por un malentendido- y amoroso –por estar enamorado de una chica que le corresponde parcialmente-.
Segunda parte: Oro; Caps.3-24, pp. 30-207
Desde mi punto de vista, esta es la parte más pesada de la novela por sus interminables descripciones del más diverso armamento. Fitz se encuentra en una serie de circunstancias adversas y opta por prosperar poniendo sus conocimientos militares al servicio del contrabando de oro. Proporciona armas y adiestramiento en ellas, justificándose ante sí mismo con la idea de que serán utilizadas en defensa propia en aguas internacionales pero, en el primer viaje, se ve envuelto en otros asuntos en los que se niega a participar y decide abandonar el negocio. 
Tercera parte: Petróleo; Caps. 25-46, pp. 208-354
Esta parte es más amena que la anterior por tener menos descripciones y más diálogos. Lo negativo es que se nota todavía más la confusión entre los distintos personajes que hablan. No puedo decir si el problema está en la traducción o en la novela original pero, para ser sincera, debo decir que no me gusta estar leyendo un diálogo y que no esté claro quién interviene o que incluso haya errores -detectables por el contexto posterior- al atribuir una frase a algún personaje.
Cuarta parte: Insurrección 1971; Caps. 47-53, pp. 355-404
La resolución de la novela se parece mucho a su tercera parte. Hay fracasos estrepitosos (en lo profesional y en lo económico) pero también momentos salvadores (en lo personal y en lo sentimental). Se lee con más facilidad que la segunda parte.
SPOILER
Fitz y Laylah terminan juntos.

domingo, 12 de mayo de 2013

Garth Stein

Garth Stein es el autor de "El arte de conducir bajo la lluvia", una novela escrita desde la perspectiva de Enzo, un perro que sabe que su fin está cerca y que nos habla de su familia humana. Al empezar a escribir esta entrada me he encontrado con otra que considero inmejorable, así que prefiero remitiros a ella.
Sólo me gustaría añadir que este fin de semana estoy "en modo literario" y que, pensando en qué libro me ha impactado más emocionalmente en los últimos tiempos, me he acordado de "El arte de conducir bajo la lluvia". Tal vez sea porque tuve una perrita que se fue hace tres años pero el hecho es que, al terminar este libro, lloré a moco tendido. Y sé que lo volveré a leer.

Garth Stein y Comet, foto tomada de aquí
Foto tomada de aquí






Ken Follet

Ken Follet es un autor que me desconcierta un poco porque no sé qué opinar de su obra. Sólo he leído algunos de sus libros: unos me han encantado y otros me han decepcionado.
Entre los primeros (medalla de oro), destacaría los siguientes:

  • Las alas del águila (On Wings of Eagles, 1983), basada en hechos reales al comienzo de la Revolución Islámica en Irán, sobre el rescate de unos directivos norteamericanos
  • En la boca del dragón (The Hammer of Eden, 1998), thriller ambientado en California y que gira en torno a la amenaza de terremotos provocados por determinada tecnología 
  • Vuelo final (Hornet Flight, 2002), novela histórica que relata una huída de Dinamarca hacia Gran Bretaña durante la Segunda Guerra Mundial
  • En el blanco (Whiteout, 2004), thriller en torno al robo de un peligroso virus de unos laboratorios de investigación farmacéutica en Escocia, en plenas Navidades.

Después vendrían otros dos que, en determinados momentos (entiéndase descripciones arquitectónicas), me ha costado leer pero que, al terminarlos, me han dejado impactada y mirando al infinito (medalla de plata):

  • Los pilares de la Tierra (The Pillars of the Earth, 1989)
  • Un mundo sin fin (World Without End, 2007), segunda parte del anterior.

Por último, la gran decepción (medalla de bronce): 

  • La caída de los gigantes (Fall of Giants, 2010), primera parte de La Trilogía del Siglo (The Century, 2010-2014). Este libro se me ha hecho tan pesado y repetitivo que me ha dejado sin ganas de leer la segunda parte, El invierno del mundo (Winter of the World, 2012), y no digamos nada de la tercera parte, aún sin publicar (Edge of Eternity, 2014).

He leído opiniones muy diferentes respecto a estas novelas. En general, parece que "Los pilares de la Tierra" es considerada la obra maestra de Follet y tal vez sea así. Sin embargo, creo que queda ensombrecida por su segunda parte, "Un mundo sin fin", que no me parece tan buena: mientras la leía, pensaba que en el siglo XIV no podía haber una mujer como Caris Wooler. Han pasado varios años desde que leí ambas novelas y pienso que merece la pena haberlas leído pero sigo prefiriendo el thriller a la novela histórica. Tal vez por eso prefiero los primeros libros que he mencionado, en especial "En la boca del dragón" y "En el blanco", aunque también me gustaron mucho "Las alas del águila" y "Vuelo final". En cambio, "La caída de los gigantes" me pareció aburrida, repetitiva, interminable... Con los personajes de Ethel y Maud tengo una sensación parecida a la que me provocaba el de Caris. No termino de creérmelos. Me considero bastante feminista y me gustan esos personajes de mujeres luchadoras y adelantadas a su tiempo pero me resulta difícil imaginarlas en esas épocas. Quizás por eso son las heroínas de esas historias. En fin, pensándolo mejor, creo que le daré una oportunidad a "El invierno del mundo".
Caris Wooler, imagen tomada de aquí

sábado, 11 de mayo de 2013

Don't worry, be happy

Llevo tiempo pensando que no merece la pena discutir con nadie pero tampoco fingir que se piensa o se siente lo mismo que otra persona para evitar conflictos. Lo más práctico es vivir en el propio interior, hacer lo que se pueda y evitar confrontaciones. Se puede hacer yoga y meditación para relativizar las circunstancias de la vida. Se pueden practicar técnicas de relajación y pensar en algo bonito; disfrutar del sonido de los pájaros a las seis de la mañana, del aire fresco en la cara caminando hacia el trabajo, de saborear un trozo de chocolate... con moderación, que luego vienen las lamentaciones en la época de rebajas. En definitiva, lo mejor es mantener la calma y disfrutar de las pequeñas cosas de la vida. Me voy al sofá con un libro y una manta.

Imagen tomada de aquí (Los beneficios del chocolate)

Douglas Preston & Lincoln Child

Douglas Preston y Lincoln Child son dos escritores norteamericanos coautores de numerosas novelas de suspense y autores por separado de algunas menos. Son mis escritores favoritos y he leído todas las novelas que han publicado en español hasta el momento excepto la  segunda y la tercera parte de la trilogía de Helen de la serie Pendergast. Me resulta muy difícil decir qué novela me ha gustado más de las 25 que he leído. Tampoco sabría decir cuál de los dos autores me gusta más cuando escribe por separado. Son geniales y ésta es su web oficial.

Novelas en solitario de Douglas Preston
  • Jennie (1994)
  • El códice maya (The Codex) (2004)
  • Tiranosaurio (Tyrannosaur Canyon) (2006)
  • Blasfemia (Blasphemy) (2007)
  • Impacto (Impact) (2010)

En su página web, aparecen otros libros de Douglas Preston que no he leído: Dinosaurs in the Attic (1986), Cities of Gold (1992), The Royal Road (1998), Ribbons of Time (2006), The Monster of Florence (2008). Este último libro, de no ficción y escrito con Mario Spezi, lo saqué de la biblioteca pero no fui capaz de leerlo; recoge la investigación de los autores acerca de una serie de crímenes reales. 

Novelas en solitario de Lincoln Child
  • Armonía letal (Death match) (2005)
  • Utopía (2006)
  • Tormenta (Deep storm) (2007)
  • Infierno helado (Terminal Freeze) (2009)
  • La tercera puerta (The Third Gate) (2013) [publicada el 09/05/2013; pendiente de leer]

Novelas de Douglas Preston y Lincoln Child
  • Nivel 5 (Mount Dragon) (1997)
  • El pozo de la muerte (Riptide) (1999)
  • La ciudad sagrada (Thunderhead) (2000)
  • Más allá del hielo (The Ice Limit) (2001)
Serie Pendergast
  • El ídolo perdido (The Relic, 1995)
  • El relicario (Reliquary, 1997)
  • Los asesinatos de Manhattan (The Cabinet of Curiosities, 2002)
  • Naturaleza muerta (Still Life with Crows, 2003)
  • La mano del diablo (Brimstone - Part One of the Diogenes Trilogy, 2004)
  • La danza de la muerte (Dance of Death - Part Two of the Diogenes Trilogy, 2005)
  • El libro de los muertos (Book of the Death- The Thrilling Conclusion of the Diogenes Trilogy, 2006)
  • El círculo oscuro (The wheel of darkness, 2007)
  • La danza del cementerio (Cemetery Dance, 2009)
  • Pantano de sangre (Fever Dream - Part One of the Helen Trilogy, 2010)
  • Sangre fría (Cold Vengance - Part Two of the Helen Trilogy, 2011)
  • Dos tumbas (Two Graves - Part Three of the Helen Trilogy, 2012) [pendiente de leer este fin de semana]
  • ??? (White Fire, will be published 11/12/2013) [pendiente de leer cuando se publique en español]
Serie Gideon Crew
  • Venganza (Gideon's Sword, 2011)
  • ??? (Gideon's Corpse, 2012) [pendiente de leer cuando se publique en español]
Lincoln Child (izquierda) y Douglas Preston (derecha), en la firma de Gideon's Sword

lunes, 6 de mayo de 2013

Mi experiencia con... Yves Rocher (4/4)

CORPORALES Y SOLARES
Manos
Las cremas de manos de Yves Rocher son un clásico, especialmente las de árnica. Estas cremas se han ido descatalogando y reformulando a lo largo de los años. Actualmente, se encuentran en la línea Beauté des Mains, de la que he probado la Crema Hidratante de Larga Duración (con Árnica Bio) y el gel SOS Manos Limpias. La crema es muy buena pero me resultaba más agradable la descatalogada Arnica Essentiel, por su textura más ligera y su aroma más floral. El gel huele bastante bien y no deja sensación pringosa pero lo cierto es que es muy raro encontrarnos en una situación en que verdaderamente lo necesitemos. Mi experiencia es que he paseado ese gel en mi bolso durante varios viajes y rara vez lo he necesitado. Puede ser útil para ir al campo pero, en general, yo prefiero utilizar agua y jabón porque temo que el alcohol en las manos a pleno sol me pueda producir manchas.
También he probado la Crema anti-arrugas de alta nutrición, de la línea Riche Crème, porque me la regalaron con una tarjeta promocional. Sinceramente, me parece demasiado pagar 12 euros por 50 ml y no termina de gustarme del todo su aroma.
Pies
De la línea Beauté des Pieds, he probado la Crema Nutritiva de Pies (con Lavanda Bio); es fresca y huele muy bien. Sin embargo, me parece algo cara y me resulta más cómodo utilizar la misma crema para todo el cuerpo.
Solares
De la línea Protectyl Végétal, he probado un protector solar SFP 15 (descatalogado) y la Leche Hidratante 3 en 1 para después del sol. El protector no he vuelto a comprarlo porque prefiero utilizar siempre protectores SPF 50+ (incluso cuando ya estoy bronceada al final del verano). En cambio, siempre repito con el after-sun porque se absorbe genial, deja la piel increíblemente suave y huele maravillosamente. Sin duda, el mejor post-solar que he probado.
Geles
Los geles de ducha de la línea Les Jardins du Monde son muy agradables y huelen muy bien. He probado el de Flor de Loto de Laos y el de Limón Verde de México. No repetiré porque encuentro aromas parecidos en otras marcas más baratas. Estos geles no parecen caros porque cuestan 1,60 euros pero sólo traen 100 ml. A mí me gustan los geles frescos, con aromas cítricos, para el verano y el de Limón Verde de México me encantó. Sin embargo, prefiero comprar en grandes superficies el gel de ducha "Limones del Caribe" de la marca Fa (600 ml) por unos dos euros. Tal vez no sea exactamente igual pero hace el apaño y no es de los más baratos. Si compramos una "marca blanca", podemos conseguir un litro por esos 1,60 euros. En mi opinión, los geles de Yves Rocher, Sephora, Le Petit Marseillais... aunque puedan oler mejor que los de otras marcas, no tienen una buena relación calidad-precio y menos si después se va a utilizar una colonia que va a enmascarar el aroma del gel. 
CONCLUSIÓN (4/4)
Para la hidratación corporal, últimamente prefiero las mantecas de The Body Shop, así que no creo que vuelva a comprar cremas de manos o de pies de Yves Rocher. Me parecen buenas pero no me termina de convencer su relación calidad-precio.
Respecto a los productos solares, Yves Rocher no me ofrece suficiente SPF pero su after-sun es mi preferido de todos los que he probado y seguiré comprándolo.
Los geles de ducha son muy buenos pero me parecen excesivamente caros.

Mi experiencia con... Yves Rocher (3/4)

PERFUMES
Las colonias y los perfumes, desde mi punto de vista, son el producto estrella de Yves Rocher. Me gustan prácticamente todos. He utilizado muchos y también he regalado muchos. Creo que, como regalo, son un acierto y cumplen el tópico del "buen perfume francés". Algunos descatalogados, como el de Magnolia, son míticos. Tienen diferentes líneas y precios. Podría ir enumerándolos y describiéndolos todos pero esta entrada se haría interminable. Por señalar algunas líneas en concreto, diré que NatureComme Une Evidence me parecen perfectas para diario a lo largo del curso; para el verano, los días de trabajo son más agradables con las colonias de la línea Fraîcheur Végétale y las vacaciones en la playa son más intensas con Monoï de Tahiti. Para las ocasiones especiales, las líneas Moment de Bonheur o Secrets d'Essences (ahora estoy usando Vanille Noire) ponen el toque mágico. En fin, las preferencias por unos aromas determinados son algo muy personal y dependen no sólo de cada persona sino de la época del año, la actividad que se realice y el momento en que se esté en la vida. 
CONCLUSIÓN (3/4)
Cuando visito Yves Rocher, lo difícil es encontrar un perfume que no te guste. En mi caso, Cléa y So Elixir son los únicos que me parecen demasiado fuertes. Los demás me encantan.

Mi experiencia con... Yves Rocher (2/4)

MAQUILLAJE
Sólo voy a hablar de los productos de maquillaje que he probado personalmente.
Bases de maquillaje
En una entrada anterior hablé de la prebase Base Préparatrice (he gastado un envase y voy por el segundo), la base Teint Fluide Zéro Défaut (he gastado dos envases y tengo uno sin abrir), de los polvos compactos iluminadores de la gama Yria y del dúo de polvos iluminador y nácar de Couleurs Nature. Mi conclusión fue que merecía la pena comprar la base y la prebase con el descuento del 50% pero no los polvos compactos porque me parecían caros incluso con ese descuento. Han pasado varios meses y, aunque el resultado de la base y la prebase me siguen gustando, debo decir que no repetiré cuando se me terminen las que tengo. Creo que esos productos no me van bien para las rojeces y tengo que empezar a cuidarme seriamente la piel si no quiero tener cuperosis a corto plazo. Cuando termine las distintas bases de maquillaje que tengo y de las que hablaré más extensamente en otra entrada, me pasaré al maquillaje mineral.
Coloretes
  • Tono Rose gourmandise (3.6 g),  de la línea Luminelle: he gastado dos envases y tengo uno sin abrir; este colorete me ha acompañado diariamente durante mucho tiempo y he repetido porque me encantaba su tono rosa tirando a coral y con destellos dorados. Después de probar otros coloretes de un tono similar me he dado cuenta de que éste no es muy pigmentado y tal vez por eso he gastado tanto producto en poco tiempo. Estos coloretes están descatalogados, aunque imagino que los nuevos coloretes de la línea Luminelle Colors serán el mismo producto en diferente envase (en este caso, sería el tono Rose). Tienen varias ventajas: son muy baratos, el envase no pesa nada y sólo pagas por el producto, ya que no traen ni espejo ni brocha (yo lo agradezco porque no me gusta pagar más por un espejo y una brocha minúsculos e inservibles).
  • Tono Soleil cuivré (3.6 g), de la línea Luminelle: tengo uno sin abrir y supongo que su equivalente en la línea Luminelle Colors será el tono Abricot. Como su nombre indica, es un tono melocotón con destellos dorados muy bonito para cuando empezamos a broncearnos en verano.
  • Rose gourmandise (3.6 g), de YR
    Soleil cuivré (3.6 g), de YR
  • Clair rosé (5 g), de la línea Couleurs Nature: gasté un envase y no me gustó. Tal vez elegí un tono demasiado claro para mi piel, aunque teniendo en cuenta que uso el maquillaje en un tono claro (el 200 en una escala de 100 a 400), suponía que me iría bien. Es un colorete muy poco pigmentado, tizoso y no duradero.
Maquillaje de ojos
El primer producto de ojos que compré en Yves Rocher, hace unos veinte años, fue el lápiz de ojos Khôl marrón, de la línea Luminelle. Ya está más que descatalogado y no puedo valorarlo porque, en aquella época, yo no sabía casi nada de maquillaje.
Otro producto que sí he comprado recientemente ha sido la máscara de pestañas Sexy Pulp, en color negro. Me sorprendió lo bien que le quedaba a la chica de la tienda pero a mí no me termina de convencer. Me da la impresión de que llego a casa con las ojeras algo oscurecidas, y más si utilizo después la Curling Top Coat Máscara de Kiko. No repetiré con ninguna de las dos.
Cepillo, máscara Sexy Pulp, de YR
Máscara de pestañas Sexy Pulp (9 ml), de Yves Rocher
De los desmaquillantes de ojos ya hablé en otra entrada. El desmaquillante suave ojos sensibles es bastante bueno pero prefiero el bifásico (desmaquillante exprés ojos). Desde mi punto de vista, este desmaquillante bifásico es el mejor producto de Yves Rocher.
Labiales
  • Rouge Dragée (3.5 g), de la línea Luminelle. Tuve el tono Rose givré y me gustaba el color aunque era poco cubriente. La barra se deslizaba con suavidad pero me parecía un poco dura al aplicarla sobre los labios. Venía en un envase fucsia traslúcido. Este labial está descatalogado pero tiene "herederos".
  • Barra de labios con aceite de sésamo nutritivo (3.5 g), de la línea Luminelle Colors. Tengo los tonos 13 (un rosa chicle) y 21 (un melocotón suave). Estos labiales son los herederos de los Rouge Dragée, con envase de plástico en berenjena y blanco traslúcido. La barra es suave y dura; el color es poco cubriente y poco duradero.
  • Dúo Lèvres Fix'Intense (2 * 2.5 ml), de la línea Couleurs Nature: por un lado viene el "Color de Labios Ultra Permanente" (paso 1) y por el otro el "Brillo de Labios Ultra Brillante" (paso 2). Ambos extremos tienen el aplicador típico de los glosses. Tengo el tono Rose orchidée. Fue un regalo por la compra de productos y lo he usado poco porque el tono es un fucsia muy intenso para lo que yo acostumbro. A veces utilizo sólo el color porque el gloss me resulta un poco pegajoso. El color dura mucho tiempo puesto sin deteriorarse, aunque comas o bebas. Es como el Benetint de Benefit pero menos líquido y más intenso. Está descatalogado y no tiene "herederos".
  • Barra de labios inalterable de larga duración Zéro Défaut (2 g), de la línea Couleurs Nature. Es un producto muy bueno en duración (si no comes ni bebes), cobertura e hidratación. El problema es que hay que utilizar antes un perfilador de labios para que el producto no se salga de la zona de los labios. Tengo el tono Pistil rose. Viene en un envase de  color berenjena oscuro con la tapa algo traslúcida. Descatalogada y sin "herederos".
  • Barra de labios hidratante en crema (3.7 g), de la línea Couleurs Nature (con aceite de sésamo bio y manteca de karité, aceite de albaricoque, aceite de rosal mosqueta y vitamina E). Estuve utilizando el tono Rose thé durante un año y me encantó. Tenía la barra en las últimas cuando se me cayó al suelo en la calle y saltó la tapa (no sé cómo llamarla), de manera que se ensució el producto y lo tiré. Estas barras de labios son muy cremosas, tienen una duración aceptable (varias horas si no comes ni bebes) y no resecan nada los labios. He repetido con los tonos Bois de rose y Rose ispahan. Si las hueles mucho y de cerca se nota que tienen un componente muy hidratante (a mí me huelen como los cacaos de labios o el aceite de almendras dulces) pero si no te pones a olerlas no se nota. El envase es de plástico con un tono aluminio y la tapa de un color berenjena casi negro. Cubre menos que la Zéro Defáut pero más que la Grand Rouge.
  • Barra de labios Grand Rouge (3.7 g), de la línea Couleurs Nature (con aceite de jojoba), 6 horas de duración. Es el  labial más hidratante de la marca y, al abrir el envase por primera vez, despide un olor muy agradable, ligeramente avainillado. Este olor se va enseguida y, para seguir percibiéndolo, tienes que oler la barra a propósito y muy de cerca. La sensación al aplicarlo es de mucha suavidad, como mantequilla, y da un aspecto muy natural, poco cubriente pero bonito. Al menos, esta es mi experiencia con el tono Rose poudré; tal vez otros tonos más intensos sean más cubrientes. En mi opinión, es una versión mejorada de la barra de labios hidratante en crema aunque tiene el problema de que requiere el uso de perfilador para que el producto no se salga de los bordes de los labios. El envase es de plástico pero imita al oro rosado.
Productos para uñas
Tuve un esmalte de uñas brillante, de la línea Couleurs Nature, que no me terminó de convencer (creo recordar que tardaba mucho en secarse) y un mini-esmalte de uñas, de la línea Luminelle Colors, que no volveré a comprar por su pequeño pincelito. En cambio, el Vernis Brillantissime, de la línea Manucureha sido el mejor esmalte transparente que he tenido y me ha durado muchísimo sin espesarse. Está descatalogado pero tiene "heredero" (Esmalte Gloss Realzador de brillo, de la línea French Manucure), que compraré cuando termine los esmaltes transparentes que tengo en la reserva. De la línea  
French Manucure también he probado el Kit de 40 bandas autoadhesivas, el Lápiz Blanco Manicura Francesa y el Tratamiento endurecedor de uñas; cuando empecé a cuidarme las uñas utilizaba mucho estos productos pero me cansé de hacerme la manicura francesa y ahora prefiero utilizar un esmalte discreto de un sólo color.
CONCLUSIÓN (2/4)
Los fondos de maquillaje dejan un acabado bonito pero los que son fluidos aguantan poco tiempo abiertos (seis meses tras la apertura del envase) y los que vienen en polvo me parecen muy caros para la cantidad que traen.
Los coloretes de la línea Luminelle (y supongo que los de su heredera Luminelle Colors) están bien para diario, para el neceser del bolso o para un viaje, ya que son bonitos, pesan poco y salen a buen precio. Son poco pigmentados y tienen poca duración, por lo que pienso que están bien para una chica que esté empezando a maquillarse y que no necesite que el maquillaje le dure muchas horas. Cuando se va teniendo más experiencia y mejores brochas, sale mejor comprar un colorete más pigmentado y duradero, sobre todo si hay que pasar mucho tiempo de cara al público.
El maquillaje de ojos no me termina de convencer pero el desmaquillante bifásico de ojos de esta marca es mi preferido y no puedo dejar de recomendarlo.
Los labiales exigen utilizar perfilador de labios para no salirse por los bordes pero son muy hidratantes. He probado labiales de otras marcas que parecen hidratantes pero no lo son y, por lo menos a mí, me resecan los labios (por ejemplo, el Rouge Caresse de L'Oréal). En cambio, los labiales de Yves Rocher (y especialmente la barra de labios hidratante en crema y el Grand Rouge, ambas de la línea Couleurs Nature) no resecan. De todas maneras, tengo ya muchos labiales y, si compro alguno más, será de otra marca buscando no sólo que hidrate los labios sino que además no necesite perfilador.
El esmalte de uñas transparente que he probado se seca muy rápido, se mantiene mucho tiempo sin espesarse una vez abierto el envase y deja un acabado liso y brillante.

domingo, 5 de mayo de 2013

Mi experiencia con... Yves Rocher (1/4)

Conozco la marca Yves Rocher desde hace unos veinte años. Creo que la conocí a partir de algún producto que me regaló mi madre, no recuerdo si cuando empecé a ir a la universidad o un poco antes. Como era previsible, me hice la tarjeta de puntos y empecé a comprar algo de tratamiento para el acné juvenil, algún perfume, un colorete, un corrector antiojeras, una barra de labios... Poca cosa debido a mi limitado presupuesto y mi actitud minimalista de entonces. Tiene poco sentido hablar de aquellos productos que ya están más que descatalogados. Además, yo tampoco entendía mucho y no sabía aplicármelos bien. Vamos, que con el colorete y el corrector parecía una especie de "oso panda payaso"... ¡Qué tiempos!
Como la tarjeta y la publicidad que te envían son tan incitadoras al consumismo, y como yo era tan poco dada al maquillaje, decidí "dejar morir" la tarjeta. Es decir, una vez que canjeé el máximo de puntos, no volví a usarla. Y he de decir que no eché nada de menos. Todas sabemos lo que nos puede durar una barra de labios: usándola a diario, podemos estar un año con la misma. Y si la usamos menos de una vez al mes, toda la vida. El tratamiento para el acné no me fue bien. El colorete (en crema) y el corrector (en barrita) los tiré hace poco habiéndolos usado dos o tres veces en unos doce años. El único "poti" que empecé a usar a diario tras la universidad es el perfume y con que alguien te regale uno al año (por tu cumpleaños o por Navidad), ya tienes de sobra. Aclaración 1: no considero "potis" los productos de higiene diaria (gel, champú, desodorante, dentífrico...).
En 2006, entablé amistad con una compañera con la que coincidí en un curso de formación continuada. En un descanso para la merienda, me preguntó si la acompañaba a Yves Rocher a por una cosilla. Yo, que de estudiante era "cara lavada", con la vida laboral me había vuelto bastante "potinguera" y respondí encantada que sí. Y volví a hacerme la tarjeta. Hasta hoy.
Toda esta introducción viene para justificar que he probado tantos productos de Yves Rocher que voy a dividir esta entrada en cuatro partes, siguiendo el orden de las pestañas que aparecen en su web. Aclaración 2: Hay más pestañas pero se refieren a productos de higiene diaria que prefiero comprar en grandes superficies, con mejor relación calidad/precio.
  • FACIALES (1/4)
  • MAQUILLAJE (2/4)
  • PERFUMES (3/4)
  • CORPORALES Y SOLARES (4/4)
FACIALES
Limpieza
De este tipo de productos sólo he probado la Leche desmaquillante hidratante Hydra Végétal. Me pareció leche desmaquillante "aguada". No me pareció que limpiara en profundidad y me resultaba demasiado líquida. Además, pienso que las leches desmaquillantes de YR tienen una mala relación calidad/precio. No la volveré a comprar.
Mascarillas y peeling
He probado casi todos los productos de este tipo de YR y hablé de ellos en esta entrada. En concreto:
  • Mascarilla desincrustante Pure System
  • Mascarilla de arcilla marroquí rostro y cabellos
  • Exfoliante afrutado con hueso de albaricoque
  • Mascarilla 3 Minutos de Granada de España
  • Mascarilla 3 Minutos Aqua Tonic con zumo puro de uva
  • Mascarilla 3 Minutos Frescor con cáscara de limón
  • Peeling vegetal Gestes D'Institut
En mi opinión, merece la pena realizarse una exfoliación semanal o bien con la mascarilla de hueso de albaricoque o bien con el peeling vegetal. La piel queda lisa, suave y luminosa. No irritan la piel. Cuando se tienen granitos o puntos negros, la mascarilla desincrustante Pure System también funciona bastante bien. Estos tres productos (los subrayados) son los que siempre vuelvo a comprar cuando están en promoción. 
Corrector
Hace años tuve un corrector antiojeras en stick de la línea Luminelle que no me fue bien. Actualmente, tengo el corrector purificante Spot corrector SOS 6 h: viene en un tubito y se aplica sobre los granitos para ir secándolos y disimulándolos. No es una maravilla pero es mejor y más barato que su equivalente de Clinique, del que ya hablé en otra entrada. De todas maneras, habiendo probado tratamientos mejores, no repetiré.
Hidratación/nutrición
Las cremas faciales y los contornos de ojos que he probado (muestras) no me han gustado. Casi todos me dejaban la piel brillante y me han salido granitos después. La excepción han sido las cremas para piel grasa pero no he notado que me mejoraran la piel. En tamaño de venta, he probado:
  • Sérum celular luminosidad antimanchas ADN Végétal (tanto el de día y como el de noche): noté la piel más suave pero se me marcaron mucho las rojeces. No repetiré.
  • Sérum protector antioxidante 24 h Cure Solutions: no me gustaba ni la textura ni el olor. Me dejaba la cara con sensación pringosa. No repetiré.
En cuanto a los bálsamos labiales, he probado varios: de albaricoque, hidratante de uva, nutritivo de aceite de almendra, reparador de manteca de karité... Sólo diré una palabra: petrolatos. Nunca mais.
CONCLUSIÓN (1/4)
Mi opinión personal es que, de los productos faciales, merecen la pena los exfoliantes granulados (peeling gommage) y, en menor medida, la mascarilla desincrustante.

Día de la Madre 2013


Este el regalo que le he hecho hoy a mi madre: Libro de las madres, de Laura Freixas (2009). Me lo recomendó la chica de Agapea, una librería que me encanta por su profesionalidad y buen trato. Estuve examinando el libro un buen rato y decidí que merecía la pena. Es una edición muy cuidada de una serie de textos sobre las madres a lo largo de la historia de  la Literatura, con bellas ilustraciones.


sábado, 4 de mayo de 2013

Mi experiencia con... Sleek

Si mi experiencia con los productos de cuidado facial de Lancôme podía resumirse con la expresión "menos es más", mi experiencia con Sleek sería "hola y adiós".
Me explico. He leído muchísimas entradas de beauty-bloggers ensalzando las cualidades del maquillaje de Sleek: primero, los coloretes (con el "Rose Gold" como protagonista absoluto); después, las sombras... Después de leer bastante, llegué a la conclusión de que me había enamorado de dos paletas de sombras de la línea i-Divine de Sleek (la Au Naturel 601 y la Oh So Special 658) y pasaron a mi wish-list privada. Cuando llegaron a mi ciudad y pude swatchearlas, pasaron a mi wish-list pública. ¡Y me las regalaron en Navidad! Hola, Sleek. 
Enseguida empecé a usarlas pero me parecía que no me iban bien y las aparqué. Últimamente he vuelto a tirar de ellas, sobre todo de la Oh So Special, para acompañar a la sombra de mayo y me he dado cuenta de que me producen dermatitis de contacto. Así que, en la última reunión familiar, han pasado a otra persona con la piel menos sensible y a la que espero que no le produzcan alergia. Ya no me apetece probar ni los coloretes. Adiós, Sleek. 

Paleta Au Naturel 601, de Sleek
Paleta Oh So Special 658, de Sleek

viernes, 3 de mayo de 2013

El labial de mayo


Teniendo en cuenta que el colorete elegido para este mes tiene un tono rosa que tira mucho a coral, el labial no debería tener un tono muy rosa. Tengo muchos labiales pero la mayoría son rosas y me ha costado decidirme por uno para este mes. Hoy he probado el gloss Sugarbomb (6.5 ml) del Kit Sugarlicious, de Benefit, con el perfilador de labios Prolongwear Lip Pencil en el tono Staunchly Stilish, de MAC. El resultado ha sido un rosa suave amarronado muy discreto y agradable de llevar que me ha recordado al Syrup de MAC. Sin duda, la combinación perfecta para mayo.

jueves, 2 de mayo de 2013

El colorete de mayo

Hace poco escribí una entrada contando mi experiencia con The Body Shop. Caí en la cuenta de que tengo una especie de colorete-iluminador en polvos sueltos que no me gusta por su exceso de brillos, porque se desperdicia mucho producto debido a su envase-dispensador y porque la brochita que trae incorporada pincha bastante... así que he decidido que ha llegado el momento de darle uso hasta finiquitarlo. Se trata del Brilliance Powder (4.5 g), de The Body Shop. Después de barrer el shimmer con la brocha Bronzer Brush de Ecotools, queda un tono sonrosado tirando a coral que da un aspecto saludable apropiado para el mes de mayo.


miércoles, 1 de mayo de 2013

Doce meses, doce sombras. Mayo

He estado pensando qué sombra podía ser la protagonista de este mes y he llegado a la conclusión de que tenía que ser Sorbet, de la línea Phyto-Ombre Eclat longue tenue, de Sisley. Mayo es "el mes de las flores" y, si tuviera que asignarle un color, sería el rosa.
He utilizado mucho esta sombra para iluminar diferentes combinaciones por su color rosa claro escarchado. No la veía como color principal en el párpado móvil. Sin embargo, he estado viendo looks en los que predominaba el rosa suave y me han gustado mucho. Además, últimamente tengo pocas ganas de marcar mucho los ojos: un poco de sombra clara para igualar e iluminar los párpados y un poco de máscara de pestañas para definirlas y separarlas.
Compré esta sombra en una promoción de la marca: después de una sesión gratuita de cabina con productos Sisley y con un descuento del 30%, ¿cómo no iba a llevarme algo? Cuando llegué a casa me arrepentí un poco porque me habían insistido mucho en la composición de estos productos "a base de extractos naturales de plantas" y la lista de ingredientes de la cajita me pareció todo lo contrario. Por si fuera poco, había elegido un tono bastante neutro y pensé si no hubiera merecido la pena escoger un color más especial.
Sin embargo, a la hora de la verdad, si me pregunto qué sombras son las que utilizo cuando tengo prisa y no puedo pararme a pensar en nada, me doy cuenta de que Sorbet es mi sombra preferida. Se extiende muy bien, no suelta polvillo, es sedosa, dura mucho tiempo en el párpado, tiene un tono muy discreto y bonito, ilumina mucho la mirada y no queda mal aunque no la difumines bien. 
Cuando se me termine, ¿repetiré? No creo. Considero que esta sombra ha sido un capricho y no pasa nada por probar una marca de alta gama de vez en cuando. Coincido con esta entrada en que tiene una calidad increíble pero es demasiado cara y tengo muchísimas sombras que gastar antes de comprar más.