jueves, 31 de enero de 2013

It's blogging time

No he podido resistirme a comprar este precioso estuche de Jordi Labanda para Miquelrius en las rebajas de El Corte Inglés con un descuento del 50%. El pasado lunes pasé un buen rato viendo varios modelos con el mismo diseño (también había una mochila y libretas de varios tamaños) y me enamoré del estuche doble más grande pensando en utilizarlo como neceser para el bolso pero tengo ya tantos... que resistí 48 horas y lo compré ayer miércoles tras pensármelo allí otro buen rato.


Diseño del gran Jordi Labanda

Estuche doble "*it's Blogging Time!!"

Mascarillas y peelings

Casi todas las mascarillas y los peelings que he probado son de Yves Rocher.
Los que ahora tengo en casa son:

Para una limpieza profunda semanal...

El primer producto de la "foto de familia" es el Exfoliante Suave de la línea Pure Calmille, para todo tipo de pieles. Lo terminé hace poco y he visto que está descatalogado. De todas maneras, no me convencía. Tenía una textura "demasiado gel": se desperdiciaba mucho producto y los gránulos eran tan pequeños que "arañaban" más que gránulos mayores. No lo echaré de menos.
En la línea Gestes d'Institut de Yves Rocher encontramos los siguientes productos:
  • Mascarilla Baño Hidratación Vegetal (la he probado; ni fu ni fa)
  • Mascarilla Peel-Off Pureza Vegetal (no me atrevo a probarla porque contiene mentol y me parece demasiado fuerte para mi piel sensible)
  • Peeling Vegetal (me encanta este peeling; siempre vuelvo a comprarlo; es el segundo en la "foto de familia")
  • Mascarilla Matificante (actualmente descatalogada; era mi mascarilla preferida y siempre repetía).
Hace tiempo también probé las tres mascarillas y el peeling de la línea 3 Minutos de Yves Rocher:
  • Mascarilla Frescor con cáscara de Limón (demasiado "frescor" para mi piel sensible)
  • Mascarilla aqua tonic con zumo puro de uva (agradable pero no noté ningún efecto)
  • Mascarilla 3 Minutos de Granada de España (a medio camino entre las anteriores)
  • Exfoliante afrutado con hueso de albaricoque (el único producto que he vuelto a comprar de esta línea; es el tercero en la "foto de familia").
En la línea Pure System de Yves Rocher hay una Mascarilla Desincrustante (es el cuarto producto en la "foto de familia") que, para mí, ha venido a sustituir a la mascarilla matificante de Gestes d'Institut, aunque es un poco más fuerte para mi piel.
Por mi tipo de piel, probé la Mascarilla Confort Extremo de la línea Bio Specific Active Sensitive. Me acentuaba las rojeces.
Por último, de la línea Tradition de Hammam he probado la Mascarilla de arcilla marroquí para rostro y cabellos. También me acentuaba las rojeces. En el pelo, el día que me la ponía y me lavaba el pelo se me quedaba mate y pesado, como si no hubiera podido quitarme del todo la mascarilla; en cambio, al segundo día de lavarme el pelo sí me lo notaba brillante y con un aroma maravilloso a aceite de argán.

Y, para un capricho, está la Mascarilla Purificante Iluminadora a la Arcilla Rosa de Clarins. He utilizado dos envases aprovechando un descuento del 30% y es la mejor mascarilla que he probado con muchísima diferencia pero me parece demasiado cara para usarla habitualmente. Aunque, pensándolo bien y teniendo en cuenta lo sensible que tengo la piel, tal vez tendría que plantearme utilizar una mascarilla de mejor calidad como la de Clarins y con menos frecuencia, puede que mensualmente. El problema es que no tengo claro que la relación calidad-precio de Clarins sea mejor que la de Yves Rocher en cuanto a mascarillas. De momento, voy a ir finiquitando lo que tengo.

miércoles, 30 de enero de 2013

Fotodepilación y protección solar

Hace mucho tiempo empecé a hacerme la fotodepilación y desde hace varios años sólo necesito un repaso en cuatro pelillos una o dos veces al año.
Suelo acudir en esta época del año y procuro utilizar protección solar SPF 50+ desde quince días antes y hasta quince días después de la sesión.
Esto hace que cambie mi "rutina de maquillaje" y sustituya la base fluida habitual por un protector solar con color, que es lo que también suelo utilizar durante el verano.
Actualmente tengo demasiados productos de protección solar y me he propuesto gastarlos cuanto antes, ya que sólo tienen garantizado su efecto durante 12 meses tras la fecha de apertura.
Aquí, la "foto de familia":
SPF 30 (1ª fila) y 50 / 50+ (2ª fila)
Aviso: No pretendo "echar tierra" sobre ningún producto. Mi opinión se basa en mi experiencia personal; tengo treintaytantos y la piel mixta, sensible y fototipo III. Algunos productos que a mí no me van bien le van estupendamente a otras personas y viceversa.

Los de la primera fila tienen SPF 30 y son:
  1. Nivea Sun Kids, pocket size (50ml): una compra de urgencia en un viaje al norte de Italia (mayo de 2011), ya que me estaba quemando los brazos y el escote de pasar tantas horas al aire libre y a pleno sol. De todas, es la única crema no facial (y, por tanto, sin color). El envase me pareció muy cómodo para llevarlo en el bolso a todas partes (para las reaplicaciones) y se podría lavar y reutilizar. La verdad es que va a cumplir dos años pero no ha cambiado ni el olor ni la textura y le queda muy poquito así que utilizaré lo que le queda en las piernas en cuanto empiece a utilizar faldas esta primavera. La piel de las piernas se me ha vuelto muy seca y sensible al sol y siempre que no llevo pantalones utilizo protector solar, aunque ya me haga la fotodepilación sólo una vez al año.
  2. Lancôme Génifique Sôleil, visage (50 ml): sin color, específico para el rostro y con supuesto efecto antiedad. Lo compré aprovechando un descuento del 30% que parecía excepcional y que se ha convertido en la norma en los últimos meses debido a la crisis. Lo tengo sin estrenar y no quiero empezarlo hasta que termine con todo lo que tengo abierto. De todas maneras, trae un dosificador muy higiénico y no creo que le entre mucho aire al producto una vez empezado. Para ser sincera, debo añadir que le tengo un poco de "miedo" porque unas minitallas de la gama Génifique me han acentuado las rojeces, así que veremos a ver...
  3. Dr. Brandt Flexitone BB cream (30 g): incluyo esta BB cream entre los protectores solares porque la compré precisamente por su elevado SPF para ser una BB cream aparte de por su efecto antiedad e iluminador. Ya había probado productos de la misma marca y me habían ido bien (de la gama Pores No More) pero esta BB cream no termina de convencerme porque me resulta muy espesa. Tengo la piel mixta y prefiero texturas más ligeras. Cuando la abrí en octubre me decepcionó bastante por eso (menos mal que la compré con un 20% de descuento de Sephora); estos días la he utilizado con motivo de la fotodepilación facial y me ha gustado mucho más, supongo que porque está haciendo bastante frío. Además, proporciona un color modulable. Le voy a dar prioridad porque es el único de esta lista con una fecha de caducidad de 6 meses en lugar de 12 meses tras la apertura del envase.
Los de la segunda fila tienen SPF 50 o 50+ y son:
  1. Heliocare advanced Hydragel 50, toque de sol (5 ml): de esta muestra (que ya he terminado) puedo decir casi lo mismo que de la BB cream del Dr. Brandt. En verano me resulta pesada pero en invierno es confortable y da un tono discreto y bonito. Puestos a elegir, ésta es mucho más económica.
  2. Biotherm Sun Vivo 50, visage (50 ml): otro protector solar como el Lancôme Génifique Sôleil (sin color, facial, antiedad y comprado con un descuento del 30%); la diferencia es que éste sí lo tengo empezado y que ya había probado la gama Skin Vivo (que, por cierto, me ha ido genial para las rojeces y el aspecto general de la piel; quizás, la hidratante de noche sea demasiado espesa pero eso es tema para otro post).
  3. Fotoprotector ISDIN Fusion Fluid COLOR 50+ (50 ml): se presenta para piel sensible, protección diaria y no comedogénico. Lo probé gracias a una muestra que me regaló una amiga y me encantó, especialmente porque tengo la piel sensible y mixta (siempre ando buscando productos oil free). Es muy fluido (genial para el verano), no salen granitos y da colorcillo. Este es el segundo bote que he comprado. Sin embargo, tengo la impresión de que se me están acentuando las rojeces. Me queda poco en el envase y es el primero que voy a gastar de los que tengo abiertos pero no creo que vuelva a comprarlo porque creo que me he sensibilizado a este producto. Además, tengo protectores para meses y meses, así que reponer es lo último en lo que tengo que pensar.
  4. La Roche-Posay Anthelios XL, tinted Fluid (50 ml): he gastado dos envases de este protector solar pero en su versión sin color. Me encanta para el verano por lo mismo que el de ISDIN: muy fluido, no salen granitos... No lleva perfumes ni parabenos, así que espero que no me salgan rojeces. Esta versión con color no la he probado aún y no quiero abrir el envase hasta que haya gastado los que tengo abiertos.
  5. La Roche-Posay Anthelios XL 50+, stick (9 g): de la misma gama que el anterior pero en barra y específico para zonas sensibles (contorno de los ojos, labios...). Sin color. Sin perfumes ni parabenos. Sin estrenar. Genial para el bolso.
  6. Vichy, 50+ Capital Soleil, peaux sensibles (30 ml): crema sin color; venía de regalo con un envase de 50ml del mismo producto en textura fluida y sin color. Sin parabenos, para pieles sensibles. Los dos me han ido muy bien. 
  7. Nivea Sun DNAge 50, facial antiedad (50 ml): es el tercer o cuarto envase que gasto. Ha sido mi protector solar facial preferido hasta que he conocido los fluidos de LRP (Anthelios) y de Vichy. La verdad es que lo utilizo en las piernas. Es muy cremoso y se absorbe muy bien, al contrario que muchos protectores solares para el cuerpo "de marca" que hasta manchan la ropa. Éste no mancha (ni el cerco de los pantalones piratas o bermudas ni el borde de las faldas) ni se queda pringoso. También lo utilizo en los brazos cuando tengo que conducir más de quince minutos en verano. 

En resumen, lista de protectores solares que tengo que terminar por orden cronológico:

  • CARA
  1. Fotoprotector ISDIN Fusion Fluid COLOR 50+ (50 ml) (el más antiguo y le queda poco)
  2. Dr. Brandt Flexitone BB cream (30 g) (caducidad de 6 meses próxima a cumplirse y sólo 30 SPF)
  3. Vichy, 50+ Capital Soleil, peaux sensibles (30 ml) (caducidad de 12 meses próxima a cumplirse pero 50+ SPF)
  4. Biotherm Sun Vivo 50, visage (50 ml) (caducidad de 12 meses pero abierto en septiembre de 2012)
  5. La Roche-Posay Anthelios XL, tinted Fluid (50 ml) (sin estrenar) 
  6. La Roche-Posay Anthelios XL 50+, stick (9 g) (sin estrenar)
  7. Lancôme Génifique Sôleil, visage (50 ml) (sin estrenar).
  • CUERPO
  1. Nivea Sun Kids, pocket size (50ml) (el más antiguo, sólo 30 SPF) y le queda poco)
  2. Nivea Sun DNAge 50, facial antiedad (50 ml) (caducidad de 12 meses próxima a cumplirse pero 50+ SPF).

domingo, 27 de enero de 2013

Terminando el fin de semana

El pasado viernes pensé escribir simplemente: "¡Por fin viernes!" pero hubiera sido más propio de un tweet. Ayer sábado, hubiera escrito "¡Qué cortos se me hacen ahora los fines de semana!". Y hoy sólo puedo decir: "¡Qué rápido han pasado estos días de descanso!".
Son 264 caracteres en total. Poca cosa. Como este fin de semana.
Me quedan diez horas para que vuelva a sonar mi despertador. Mañana será otro día.

Mi perfume de este invierno

Este invierno estoy utilizando el perfume para el cabello Flowerbomb (30 ml), de Viktor & Rolf.
Se trata de un perfume floral, intenso... ¿sensual? No lo sé. Me gustó al olerlo en la tienda y tenía un descuento de más del 50% (al parecer, se mojaron una serie de cajas en el almacén y el embalaje estaba un poco estropeado, por lo que no tenía el aspecto adecuado para un regalo). Así que me dije: "Ahora o nunca", ya que se trata de un perfume de gama alta y no lo hubiera comprado a su precio. Además, suelo utilizar el perfume en el pelo (detrás de las orejas) y me pareció buena idea que estuviera pensado como bruma para el cabello.
Debo admitir que estoy un poco decepcionada para lo que este perfume cuesta normalmente. Al ponérmelo, noto un olor demasiado intenso (sólo apropiado para el invierno) pero luego resulta que no dura nada... No sé si la escasa fijación tiene que ver con el hecho de que sea una bruma pero no me parece aceptable que no me dure ni un par de horas. Por otra parte, no he notado diferencia en el estado de mi pelo por utilizar un perfume especial ni tampoco notaba que los perfumes con alcohol me lo estropearan.
Por lo menos, son sólo 30 ml que terminaré antes de primavera. Sí, lo utilizo todos los días laborables. Se supone que es un perfume especial, para ocasiones importantes, pero intento seguir el consejo de considerar especial cada día porque cada día puede ser el último y porque la vida es el día presente.

Flowerbomb (30 ml), de Viktor&Rolf

En fin, para aroma floral me gustó infinitamente más (y es bastante más económico) el de Flores frescas (125 ml), de Victorio & Lucchino, que me regalaron hace años en un pack y del que todavía conservo la parte superior de la caja, que es bastante bonita y resistente, con forma cúbica (la parte inferior no me servía como tapadera). La pena es que para utilizarla como recipiente/cesta de otros productos tengo que ponerla del revés, por lo que las letras que forman el nombre del perfume también se ven boca abajo. Sin embargo, es bastante útil y me recuerda una época llena de ilusiones y proyectos, formándome y trabajando en una maravillosa isla afortunada.

viernes, 25 de enero de 2013

Mi base de maquillaje de invierno

En invierno suelo utilizar como base fluida el Teint Fluide Zéro Défaut - peau parfaite, tenue 14h, de Yves Rocher, en el tono Rosé 200. El envase contiene 30 ml (18 euros en catálogo) y lleva un dosificador muy cómodo e higiénico. Esta base me encanta porque dura toda la jornada, no mancha la ropa, deja un tacto suave y huele muy bien. 
A veces, utilizo antes la prebase Base Préparatrice, también de Yves Rocher, en el tono Teint abricoté. No sólo fija e ilumina, sino que corrige un poco más las pequeñas imperfecciones y huele aún mejor. El envase contiene 15 ml (19 euros en catálogo) y lleva un dosificador similar. La prebase es bastante más cara que la base pero también es cierto que no se utiliza con tanta frecuencia (ya sabemos que hay que reservar las prebases para las ocasiones especiales... o para cuando la "cara de lunes" parece "cara de zombi"). Ambas son de la colección Couleurs Nature y están garantizadas seis meses, aunque a mi me han aguantado más tiempo. De esta misma colección probé en su momento el Dúo de polvos iluminador y nácar (10.5 g), que me gustaron mucho pero me cundieron muy poco y no los volveré a comprar por su relación calidad-precio (23'10 euros en catálogo). También probé los Polvos compactos iluminadores efecto alisante (8 g) de la gama Yria, de los que digo lo mismo que de los anteriores (24'60 euros en catálogo) y, por si no fuera poco, la polvera era bastante frágil.
En cualquier caso, siempre hay que esperar a los descuentos de como mínimo el 50% de Yves Rocher, con lo que sus productos se quedan a un precio aceptable. Al menos, yo veo razonable comprar una buena base fluida de larga duración por 9 euros (los 30 ml te pueden durar perfectamente todo el curso, de octubre a junio). Otra cosa son los polvos compactos, que me parecen caros incluso a mitad de precio ya que no duran mucho.
Base preparadora, de Yves Rocher
Maquillaje fluido inalterable 14 h (30 ml) y
Base preparadora (15 ml), de Yves Rocher

miércoles, 23 de enero de 2013

El labial de enero

Esto es muy poco original, lo sé. A partir del reto "Doce meses, doce sombras" y de la ocurrencia "El colorete de (el mes que corresponda)", llega la serie "El labial de (el mes que corresponda)". Es más de lo mismo, pero con otro tipo de producto. Tengo la intención de utilizar un labial distinto cada mes y escribir algo al respecto. Repito que no haré reviews en profundidad: sólo intento mantener una cierta continuidad en este blog y no dejarlo abandonado como he hecho con blogs anteriores.
Este mes estoy utilizando como labial el tinte Benetint, de Benefit. No lo utilizo a diario, la verdad. Empecé a usarlo en Navidades, ya que aguanta muy bien el color antes, durante y después de las prolongadas comidas familiares navideñas. Estuve mucho tiempo dudando antes de comprarlo, ya que había leído alguna review negativa y su precio no es barato. Me decidí con una promoción del 20% de descuento en Sephora y compré el pack Sugarlicious, pensado para un look nude y compuesto por:
  • Benetint (4 ml), tinte líquido para labios y mejillas
  • High Beam (4 ml), iluminador líquido
  • Sugarbomb (3 g), colorete en cuatro tonos que se mezclan en la brocha
  • Ultra Plush Sugarbomb (6.5 ml), gloss labial.
Al principio, caí rendida ante el Benetint como labial. Había leído que era necesario extenderlo rápidamente pero yo no me pongo las tres gotas que se supone que hay que extender sino que directamente, con el pincelito, me lo aplico por toda la superficie de los labios evitando los bordes porque, al ser líquido, tiende a filtrarse por las arruguitas del borde de los labios (y eso que yo no tengo "código de barras" y no se me notan esas pequeñas líneas salvo que me ponga mucho tinte en los bordes). Dura muchísimo y resiste a las comidas. Digamos que, tras usarlo varios días, me arrepentí de tener las barras de labios de toda la vida: ¿quién las necesitaba teniendo el Benetint? El problema vino al cabo de una semana. Usándolo todos los días, en mi caso, tiende a resecarme los labios. No es nada del otro mundo (otros labiales clásicos me resecan muchísimo los labios a la primera puesta y este tinte no), pero sí es verdad que no es para usarlo todos los días ni para sustituir definitivamente a las barras de labios. En fin, que en mi caso lo reservaré para las ocasiones en que quiera tener un efecto natural y duradero sin necesidad de retoques, sin abusar muchos días seguidos.

Benetint, de Benefit (4 ml)

El colorete de enero

El reto "Doce meses, doce sombras" me ha inspirado otro: "Doce meses, doce coloretes". Para no repetir el encabezado, lo llamaré simplemente "El colorete de (el mes que corresponda)". La intención es utilizar un colorete distinto cada mes (y sólo ese colorete, para comprobar cómo me va realmente). Lo cierto es que tengo justamente doce coloretes y varios de ellos "en la reserva". Normalmente tengo dos o tres en uso y no empiezo otro nuevo hasta terminar alguno con el objetivo de que no empiece a correr la fecha de caducidad. Sin embargo, pienso que al ser casi todos en polvo pueden aguantar bastante abiertos. Es una idea para escribir sobre un tema con cierta regularidad y "darle un poco de cuerpo" a este blog. Reconozco que mis entradas no son reviews en profundidad como las que leo de otras chicas pero, a fin de cuentas, ésto sólo es un hobby.
Este mes estoy utilizando en exclusiva el colorete Sugarbomb, de Benefit. Me encanta. La verdad es que hay que coger bastante producto con la brocha y aun así no queda demasiado subido pero da un tono muy bonito, natural y luminoso. Y dura todo el día.
Sugarbomb, de Benefit (3 g)

Otras sombras de enero: comida de trabajo

¡Excepción en las sombras de enero!
Hoy he tenido una comida de trabajo y me apetecía hacerme un look más elaborado en los ojos. He utilizado los cuatro colores de una paletita de Kiko de la colección Colour Seduction Lavish Oriental, la 01 sumptuous mocha, sobre la prebase de ojos Prep + Prime Eyes de MAC y el paint pot Soft Ochre, también de MAC. Como máscara, la Sexy Pulp de Yves Rocher, en color negro.

Sumptuous mocha, de Kiko (8 g)


Soft Ochre, de MAC (5 g)

lunes, 21 de enero de 2013

Blue Monday

Está a punto de terminar el Blue Monday de este año. 
Será una tontería, pero para mí sí lo ha sido.
Pero no importa. El sol brillará mañana.

Doce meses, doce sombras. Enero

Leyendo el blog El mundo de Demona me he animado a unirme al reto "Doce meses, doce sombras". Se trata de rescatar sombras de ojos olvidadas y darles un uso especial durante un mes. La verdad es que yo no tengo muchas sombras olvidadas, ya que empecé a maquillarme hace relativamente poco tiempo. En este sentido, suscribo totalmente el post de Lu Maquiyonkis en el que cuenta sus inicios en el mundo del maquillaje y ofrece sus reflexiones al respecto. Por otra parte, estamos terminando el mes así que voy a comentar algo acerca de la sombra que más estoy utilizando en enero y cómo me gusta combinarla.
Este mes estoy utilizando la sombra Satin Taupe, de MAC, en el párpado móvil y la cuenca (la foto no le hace justicia pero hay tantos posts sobre esta sombra que no necesita más descripciones) combinada con la sombra Sorbet, de Sisley, bajo el arco de la ceja y el párpado fijo (aunque en la foto no se aprecia, tiene un tono rosa escarchado muy sutil). En otras ocasiones me hago un look más elaborado pero este mes, con la vuelta al trabajo, tengo poco tiempo por las mañanas como para entretenerme en utilizar prebase, paint pot, marcar la cuenca con un color distinto, etc. Además, según mi corta experiencia, es más fácil extender y difuminar estas sombras sin utilizar prebase ni paint pot y duran horas y horas sin hacer pliegues así que mejor todavía. El resultado es un look muy discreto y natural para ir al trabajo arreglada pero sin excesos.
Satin Taupe, de MAC (1.5 g)

Sorbet, de Sisley (1.5 g)
Sí, tengo todas las sombras mono depotadas. Al principio dudé bastante porque es una pena desprenderse de ciertos packagings pero tenerlas todas a la vista en una misma paleta era la mejor manera de darles un mayor uso y probar cada día diferentes combinaciones sobre la marcha. De esta forma, no hay que ir abriendo envases mono a toda prisa dejándose las uñas. La sombra de MAC es la única que venía imantada porque la compré como godet. A las demás les pegué un trocito de imán en la base y las tengo en un estuche metálico de dos pisos de los que usábamos en el colegio. Es lo más cómodo y económico que he encontrado y el piso inferior viene genial para guardar lápices de ojos y similares.
Edito para añadir el calendario cortesía de Wayaiu, que ha propuesto este juego en su blog Wayaiulandia:

domingo, 20 de enero de 2013

Sol y nubes

Esta mañana se ha visto un poco el sol pero ahora predominan las nubes del tipo cumulonimbos. Esta tarde volverá a llover.
Se espera una semana fría, lluviosa y con probabilidad de truenos.
Esta semana compraré un buen flexo para la biblioteca de casa. El que tenía está roto y estoy cansada de tener que cambiar de sitio el que tengo habitualmente en mi mesilla de noche: del dormitorio a la biblioteca y de la biblioteca al dormitorio. Dedicaré la semana a poner en orden papeles y otras cosas. Y a leer. Necesito ocupar la mente en algo relajante.

 

sábado, 19 de enero de 2013

Lluvia

Está lloviendo.
Es una lluvia fuerte, intensa, con mucho viento.
Esta mañana, me ha despertado el ruido de la lluvia en la persiana. Parecía granizo. El cajetín de la persiana temblaba. Me he asomado a la ventana y he visto escorrentías en la calzada.
En condiciones normales, me alegraría por la lluvia. En la ciudad, el aire se nota más limpio y se respira de otra manera. En el campo, hay alivio por las cosechas.
Hace años, en mi época de estudiante y de creyente, la lluvia me ayudaba a concentrarme y en mi cabeza resonaba el Rorate, llenándome de paz con recuerdos a olor a madera vieja recién limpiada estando aún limpia y a restos de incienso en el aire.
Sin embargo, la lluvia de hoy es preocupante. Tras trece días de huelga del servicio de recogida de basuras, la lluvia puede agravar el problema. Si en la reunión de ayer se hubiera llegado a un acuerdo y las basuras se hubieran recogido anoche, la lluvia de hoy serviría para limpiar el aire. Al no haber sido así, sólo servirá para empeorar la situación.
Recuerdo a dos profesores de grado y posgrado explicando que el conflicto es algo natural y que la cuestión está en cómo afrontarlo sin violencia. Estos días estoy pensando mucho acerca de eso. Más allá de la huelga, hay otros conflictos que me preocupan. Pero de ellos escribiré otro día.

viernes, 18 de enero de 2013

Presentación

Laylah no es mi verdadero nombre.
Hace años, elegí este nick por Laylah Smith, "la chica" de la novela "Dubai", de Robin Moore (1976). Me gustaba cómo se escribía en inglés y me encantaba su imagen en la ilustración de la portada realizada por Domingo Álvarez (¿Barcelona, 1942?). Entonces, aún no había leído la novela -sólo la había ojeado- ni conocía las características de su personaje. Hoy, después de haberla leído, tengo que decir que su protagonista, Fitz, no es mi tipo. Es un antihéroe al que Laylah ayuda en sus turbios negocios pero del que yo no querría saber nada.

Fragmento de la portada de "Dubai", de Robin Moore. 
Barcelona: Plaza & Janés,  1976 (1ª edición).

Sin embargo, me sigue gustando cómo se escribe Laylah, la ilustración del libro y también su significado. Laylah significa "noche" y ha llegado a significar "nacida de noche", "belleza de pelo oscuro" y "belleza oscura". De ahí que haya añadido, como si fuera un apellido, Night. Me gusta el silencio y la concentración de la noche: las noches leyendo y subrayando bajo un flexo, las noches contemplando el cielo, la tierra o el mar... la noche como momento de reflexión personal.
Quiero dedicar este blog a escribir libremente acerca de lo que me apetezca, según mi estado de ánimo en cada momento. No es mi primer blog. En los anteriores, cometí el error de poner mi nombre verdadero y, de alguna manera, eso me llevaba a la autocensura y de ahí a no tener ganas de escribir. A lo largo de los años, he evolucionado en mis ideas, preferencias y actitudes ante la vida. He cambiado mucho y espero seguir cambiando: es una cuestión de honestidad intelectual. Mi mente me exige cambiar de opinión ante mejores argumentos. Por eso quiero mantenerme en el anonimato: para ser libre de expresar lo que pienso o siento en cada momento y no tener la obligación de mantener una imagen ante nadie. Para mí, este blog es un espacio de libertad personal para desconectar, relajarme y expresarme. Nada más y nada menos.
Uno de los temas principales de este blog es BELLEZA. Me he decidido a escribir este blog tras pasar mucho tiempo leyendo los blogs de otras personas, sobre todo los llamados beauty blogs escritos generalmente por mujeres. En la comunidad de beauty bloggers suele haber un ambiente relajado; no se tratan grandes temas sino que se comparten experiencias y opiniones sobre cosméticos y ha llegado el momento en que me apetece formar parte de esa comunidad... a mi manera. Muchos de esos blogs contienen enlaces publicitarios, códigos de descuento... y me parece muy bien. Cada cual puede diseñar su blog como quiera y pienso que esos enlaces y códigos pueden ser muy útiles. En mi blog, en principio, no quiero que haya nada de eso ni que nadie me envíe ningún producto. Este es un blog anónimo y quiero mantenerme en el anonimato. Hablaré de productos que yo haya comprado (o que alguien de mi entorno me haya regalado), no con la intención de recomendárselos o desaconsejárselos a otras personas (no todo le sienta igual a todo el mundo) sino simplemente para expresar mis opiniones en torno a un hobby que me apasiona.
Otros temas son: CIENCIA, CINE/TV, CURIOSIDADES, ESCEPTICISMO, LITERATURA, POLÍTICA y todo lo que se me vaya ocurriendo.