martes, 31 de diciembre de 2013

Autoevaluación del blog

Diciembre es el mes típico para hacer una autoevaluación de los objetivos planteados para el año que termina. Otras fechas suelen ser el cumpleaños, el año natural desde que se tomaron las decisiones que se evalúan y el final de un curso.
Inicio/reinicio
Empecé este blog en enero, motivada por la lectura de numerosos beauty-blogs. En realidad, empecé tres blogs con temáticas diferentes: El blog de Laylah (personal, curiosidades), El estudio de Laylah (ciencia, cine/tv, escepticismo, literatura, política) y El tocador de Laylah (belleza). Enseguida unifiqué los tres en el primero de ellos, aunque han prevalecido las entradas relacionadas con el último.
Desarrollo
Mi propósito fue escribir catorce entradas al mes y lo he cumplido. Para ello, ha sido decisivo el haber unido los tres blogs iniciales en uno solo. Llega un momento en que aburre escribir siempre sobre lo mismo. Tener amplitud de temas ayuda a ser perseverante.
He aprendido a manejar un blog, a subir fotos y vídeos, a editar con Paint, a programar entradas... lo básico. Para mí, esto es lo más importante de esta experiencia. Tener un blog no ha sido un fin sino un medio para familiarizarme con una nueva herramienta de comunicación. No soy una experta pero tengo más posibilidades de expresión que antes. Mi mundo se ha ensanchado un poco al adquirir nuevos conocimientos, aunque sea a un nivel básico.
La interacción con las personas que han dejado comentarios en mi blog ha sido muy satisfactoria. Es agradable saber que hay personas que leen lo que tú has escrito y que te dan una retroalimentación positiva. Agradezco mucho esa "cordialidad virtual" que he recibido.
Conclusiones
En cuanto al tema dominante de este blog a lo largo de 2013 (belleza), tengo que decir que he hablado de casi todos los cosméticos que tengo y la verdad es que tengo suficientes para bastantes años. Mi intención para el 2014 es no comprar más colorido y limitarme a reponer los productos de tratamiento que me han ido bien. Además, soy lectora de otros beauty-blogs mucho mejores y me parece que tiene poco sentido dedicar esfuerzo a escribir sobre productos que ya están descritos con amplitud e ilustrados con fotos casi perfectas. Si no puedo hacerlo mejor, ¿para qué molestarme?
Lo mismo puedo decir de otros temas que comparto con numerosos blogs (ciencia, cine/tv, escepticismo, literatura, política): hay cientos de entradas y artículos de divulgación y crítica que analizan hasta el detalle hechos, libros, películas... mucho mejor. Últimamente he leído muchas novelas y he ido bastante al cine. Tenía material para escribir sobre esas historias. Pero no me apetecía bloguear y, ¿por qué convertir en obligación algo es sólo es un hobby? Me basta con twittear: "He leído/visto... Me ha encantado/lo recomiendo". 
Mantenimiento
Es posible que siga escribiendo algunas impresiones personales cuando sienta la necesidad o el deseo de hacerlo. No sé cuándo será porque ahora estoy volcada en un nuevo proyecto académico que requiere mi máxima atención y ya es bastante complicado compaginarlo con la familia, la casa y el trabajo. En todo caso, ¡feliz 2014!

sábado, 28 de diciembre de 2013

Preparando el 2014

Hace tiempo que no llevo agenda de papel en el bolso, algo que mi espalda agradece. No apunto ninguna cita ni tarea en papel desde que descubrí Google Calendar y la sincronización en el móvil. Sin embargo, he seguido usando una pequeña libreta o una agenda para anotar ciertos datos personales diarios como el peso o el día del ciclo. La ventaja de la agenda sobre la libreta es que ya tiene las fechas, lo que la hace más cómoda y facilita la perseverancia en las anotaciones.
Este año he estado utilizando una agenda que regaló la revista Mía (semana vista) y me apetecía repetir. Sin embargo, quería que la agenda de 2014 tuviese una página por día porque me he propuesto apuntar más detalles relacionados con mis objetivos de vida saludable para el próximo año (dieta, ejercicio y meditación).
En noviembre compré la revista Marie Claire porque traía una agenda de tapa dura y anillas con una página por día (excepto el fin de semana). Me pareció muy cómoda y me encantó la goma para evitar una apertura accidental. Elegí la de color rojo porque este color simboliza la buena suerte en la cultura china (y también porque el estampado de la agenda negra me agobiaba). Sin embargo, el papel es muy fino y se engancha un poco por el troquelado. Además, las páginas vienen en blanco y prefiero que tengan rayas.




























Hoy me he decidido a comprar la revista Vogue por la agenda. Su tamaño es similar y también tiene una goma para que no se abra y una página por día (excepto el fin de semana). En cuanto a la tapa, es muy agradable (ligeramente acolchada) y elegante, con un bonito diseño tomado de una portada de 1950. No tiene anillas, por lo que tiende a cerrarse, pero supera a la de Marie Claire en varios aspectos:
  • Tiene una cinta marcapáginas, algo que siempre se agradece en una agenda.
  • Empieza con los calendarios completos del 2014 y del 2015 (la otra sólo trae el de 2014). El 2015 parece muy lejano hoy pero no lo estará tanto a finales de 2014.
  • Muestra cuatro meses completos en la zona inferior de cada página (la otra sólo muestra el mes en curso). Esto ha sido una grata sorpresa y un valor añadido.
  • Tiene rayas, lo que es un detalle importante porque facilita la escritura y un mejor aprovechamiento del espacio.
  • Trae páginas para anotar contactos y para tomar notas (la otra sólo trae páginas de notas). Esto no me parece muy relevante pero puede estar bien.
  • Incluye algunos datos que pueden ser interesantes, como una tabla de equivalencia de tallas según los distintos países (¿para cuándo una tabla similar según las distintas marcas de ropa?) y teléfonos de interés. Estos datos no son imprescindibles y suelen agobiarme cuando llenan varias páginas pero en este caso sólo son dos páginas y tienen su gracia.











Estoy contenta de haber comprado la agenda de Vogue aunque ya tuviera la de Marie Claire. Supongo que dejaré la agenda de Vogue en mi mesita de noche como diario personal y la de Marie Claire en mi mesa del trabajo para lo que pueda necesitar, más como una libreta extra que como agenda.


miércoles, 25 de diciembre de 2013

Mi primer pedido a iHerb

El pasado Black Friday (29/11/2013) hice mi primer pedido a iHerb. Llevaba tiempo dándole vueltas y el 20% de descuento en las brochas de Real Techniques terminó por decidirme, a pesar de que no hubo descuentos extra por ser Black Friday. También quería probar un maquillaje mineral distinto al de Meow Cosmetics, más que nada para comparar la calidad y el acabado. Completé mi pedido con algunas cositas más que me pareció que merecían la pena y que me sirvieron para pasar de los 40 $ y aprovecharme de un descuento de 10 $ por ser mi primera compra y usar un código amigo. Este código sirve para obtener un descuento de 5$ (o de 10 $ si el importe del pedido es superior a 40 $). Utilicé el código de Sonolila, una amiga forera que me explicó con todo detalle cómo comprar en iHerb. Otra beauty-blogger que explica muy bien todo el funcionamiento de iHerb es Julia PhoenixEn este enlace se explican los beneficios que obtiene alguien cuando un primer comprador usa su código. En este momento, no estoy segura de querer compartir mi código. No me queda totalmente claro cómo funciona el tema de los impuestos y además estoy intentando controlar las poti-compras. Pienso que si tuviera un crédito de recompensas con fecha de caducidad tendería a querer gastarlas aunque no necesitara comprar nada. Es verdad que siempre hay productos interesantes en iHerb pero quiero empezar el 2014 con una actitud minimalista.
Según la etiqueta de la caja, me enviaron el pedido el martes siguiente (03/12/2013) y me llegó a casa justo dos semanas después (17/12/2013), en horario de tarde. En total, he esperado dos semanas y media pero hay que tener que cuenta que a ellos les pilló el boom del Black Friday (con fin de semana de por medio) y a nosotros el puente Constitución-Inmaculada Concepción. Al principio me preocupé porque tardaba en aparecerme el cargo en la cuenta corriente pero terminó apareciendo (creo que el 09/12/2013), junto con una comisión que atribuyo al cambio de divisa (por 1.14 € no voy a hacer cola al banco para preguntar).
Et voilà!
Apertura de la caja con mi primer pedido a iHerb

Anverso de los productos pedidos a iHerb

Reverso de los productos pedidos a iHerb

Pedí dos bases en polvo suelto de Everyday Minerals: it base medium beige neutral (4.8 g) y jojoba base true beige (4.8 g). Los días que me levanto con muy mala cara aprovecho para ir gastando las bases fluidas pero lo que realmente me gusta es usar polvos sueltos y seguro que las bases de EDM se me terminan antes que las bases fluidas.
En cuanto a las brochas, además del set Duo Fiber de Real Techniques (que fue el principal motivo para hacer este pedido) han caído dos más de Ecotools: la Deluxe Fan y la Face & Body Sculpting, que me ha sorprendido por su gran tamaño. Todas son muy suaves.
Para rematar, el aceite Monoï Tiki Tahiti Coco (120 ml; ha venido sólido debido a que la temperatura es inferior a 20ºC), un jabón Monoï Tiaré Tahiti (130 g) y un jabón Kirk's Castile Original Coco (113 g; iba a pedir el set de tres jabones de Kirk's pero me hubiera pasado de los 80$ antes de descuentos y no sabía si la condición de importe inferior a 80$ para que los gastos de envío sean de 4$ se refiere a antes de aplicar los descuentos o al importe total real).
Como freebie (un producto gratuito que iHerb te regala con cada envío, a elegir en un apartado especial), pedí el cacao Sierra Bees Organic Vanilla Lip Balm (4.25 g). Iba a pedir el cacao de granada por tener un aroma distinto pero tenía malas críticas al contrario que el de vainilla. La verdad es que un cacao de regalo parece una tontería pero resulta gracioso con el dibujo de las abejitas sonrientes.
Al cambio, el pedido me ha costado menos que si hubiera comprado sólo las brochas en una tienda física así que estoy contenta de haber dado el paso de comprar en iHerb.

viernes, 20 de diciembre de 2013

El hobbit (trilogía 2012-2013-2014)

Hace casi un año vi en el cine "El hobbit: un viaje inesperado" (2012) en su versión digital. Me encantó la historia y mucho más la música.




Ayer vi "El hobbit: la desolación de Smaug" (2013) en 3D HRF (High Frame Rate) a 48 fps (fotogramas por segundo). Estaba deseando ver en qué consistía esta vuelta de tuerca al 3D, y más teniendo en cuenta que, por una serie de circunstancias, había tenido que conformarme con la versión digital en la primera parte. Me ha resultado extraño. En esta entrada se explican muy bien los pros y los contras de este nuevo formato. En resumen, me parecía estar viendo una obra de teatro televisada: era demasiado consciente de las actuaciones y los decorados. No sé si veré "El hobbit: partida y regreso" (2014) sólo en 3D o volveré a darle una oportunidad al HRF: lo único que tengo claro es que quiero verla en el cine, como las dos primeras partes y como la trilogía de "El Señor de los Anillos". En cualquier caso, la canción de esta segunda película es también preciosa.



¡Ya sólo queda un año para terminar de ver esta trilogía!

lunes, 16 de diciembre de 2013

Colores de las Naked 1, 2 y 3

Ante el lanzamiento de la esperada paleta Naked 3, de Urban Decay, han surgido diversas revisiones comparando las tres paletas. Recomiendo la comparativa de Temptalia pero no puedo resistirme a recoger esta minimalista aportación de una usuaria de Reddit.

Tonos de las paletas Naked 1, 2 y 3; crédito

No comment.

sábado, 14 de diciembre de 2013

Decoración navideña

He pasado este sábado decorando la entrada de casa con motivos navideños, ayudada por mi pequeña sobrina. Hemos puesto el Árbol de Navidad, el Belén y adhesivos en los cristales (copos y muñecos de nieve). También algunas velas rojas y acebo. Para los niños, es importante poner su bota en el árbol para que Papá Noel sepa dónde dejarles los regalos. A los mayores, este ritual nos recuerda el amor que hemos recibido de nuestros padres. Cada vez estoy más convencida del valor de quedarse con lo positivo de las tradiciones, renovándolas y adaptándolas a los nuevos tiempos. ¡Felices Fiestas!

Árbol de Navidad; crédito

miércoles, 11 de diciembre de 2013

Labiales de 2013: colección y ranking

A lo largo de 2013, he usado los siguientes labiales:

Labiales 2013: colección

  • Enero: Benetint (4 ml), de Benefit
  • Febrero: Sheer Lips Gloss, en el tono S03 (9.5 ml), de UNE
  • Marzo: Tono 256 Blush Fever (recomendado para castañas claras), de la gama Color Riche Accords Naturels Lip Blush, de L'Oréal
  • Abril: Tono 453 Rose Creme (recomendado para castañas claras), de la gama Color Riche Creme, Natural, de L'Oréal
  • Mayo: Gloss Sugarbomb (6.5 ml), de Benefit
  • Junio: Tono 13 Rose Sorbet, de la línea Luminelle Colors (3.5 g), de Yves Rocher
  • Julio: Tono 21 Pêche, de la línea Luminelle Colors (3.5 g), de Yves Rocher
  • Agosto: Gloss en el tono Sugar glaze (4.2 ml), de bareMinerals
  • Septiembre: Tono 830 Dusky Rose, de Max Factor
  • Octubre: Tono 08 Pistil Rose Zéro Défaut, de la línea Couleurs Nature (2 g), de Yves Rocher
  • Noviembre: Tono 71 Rose Poudré Grand Rouge, de la línea Couleurs Nature (3.7 g), de Yves Rocher
  • Diciembre: Tonos 12 Rose Ispahan (fiestas) y 71 Bois de Rose (laborables), de la línea Couleurs Nature (3.7 g), de Yves Rocher.

Mis tres labiales favoritos son:


Labiales 2013: ranking

  • ORO: Tono 71 Rose Poudré Grand Rouge, de la línea Couleurs Nature (3.7 g), de Yves Rocher. Hidratación, suavidad, duración, aroma, color, packaging. Lo tiene todo.
  • PLATA: Tono 256 Blush Fever, de la gama Color Riche Accords Naturels Lip Blush, de L'Oréal. Acerté con esta línea de L'Oréal. Otras no me han ido bien (Rouge Caresse) pero ésta lo compensa.
  • BRONCE: Tono 453 Rose Creme, de la gama Color Riche Creme, Natural, de L'Oréal. La diferencia que hace que este labial esté en tercer lugar es el tono; en cuanto a calidad, está al mismo nivel que el anterior.

martes, 10 de diciembre de 2013

Coloretes de 2013: colección y ranking

Hace poco descubrí el blog Shirayuki's Beauty. En una entrada del mes de julio, Lys nos ofrece tres calendarios basados en el de "Doce meses, doce sombras" de Wayaiu: uno para coloretes, uno para labiales y uno para otros productos. Se ve que Wayaiu nos inspiró a varias la misma idea y Lys se tomó la molestia de realizar esas adaptaciones. Gracias, Lys.
Ya no voy a modificar todas las entradas hablando del colorete del mes y del labial del mes pero sí voy a aprovechar las imágenes de Lys para recopilar todos los del año y señalar mis tres preferidos.
A lo largo de 2013, he ido usando los siguientes coloretes:


Coloretes 2013: colección

  • Enero: Sugarbomb (minitalla: 3 g; normal: 12 g), de Benefit
  • Febrero: Indecent (4 g), de Urban Decay
  • Marzo: Tono 204 (6.5 g), de Misslyn
  • Abril: Blush Trio 02 Teddy Pink (10 g), de Tous
  • Mayo: Brilliance Powder (4.5 g), de The Body Shop
  • Junio: YR Rose gourmandise (3.6 g), de Yves Rocher
  • Julio: YR Soleil cuivré (3.6 g), de Yves Rocher
  • Agosto: Blush! smooth powder blush # 60 (5.5 g), de Biotherm
  • Septiembre: Cabana Boy (8.5 g), de The Balm
  • Octubre: Frat Boy (8.5 g), de The Balm
  • Noviembre: Down Boy (9.9 g), de The Balm
  • Diciembre: Hot Mama (7.08 g), de The Balm.

Mis tres coloretes preferidos y que reservo para ocasiones especiales son:


Coloretes 2013: ranking

  • ORO: Sugarbomb (minitalla: 3 g; normal: 12 g), de Benefit. Gasté la minitalla y ahora tengo el tamaño normal. Es un colorete con el que es imposible equivocarse. No es tan pigmentado que corramos el riesgo que parecer un payaso si nos pasamos con la cantidad pero, por otra parte, dura mucho puesto. Aporta un tono natural, saludable, luminoso, cálido. Es un capricho. Me encanta aplicármelo con la Blush Brush de Real Techniques. Mi recomendación "cara".
  • PLATA: Blush! smooth powder blush # 60 (5.5 g), de Biotherm. Es un colorete muy pigmentado que tenía en el cajón desde 2004 porque es difícil de aplicar en su cantidad justa. Suelo aplicármelo con la brocha 106 (mofeta para polvos) de Kiko. Deja un tono melocotón amarronado luminoso muy bonito, recomendable para cuando la piel está ligeramente bronceada. Me gusta para verano. No puedo recomendarlo porque está descatalogado.
  • BRONCE: Hot Mama (7.08 g), de The Balm. Se compara con algunos coloretes famosos, quedando en medio entre los de alta gama (Coralista de Benefit, Orgasm de Nars) y los más económicos (Rose Gold de Sleek, 103 de Kiko). Es un rosa dorado muy bonito, de alta pigmentación, ligeramente tizoso pero no mucho. Creo que, por su relación calidad-precio, es una buena alternativa a los coloretes de alta gama con los que se le compara. Me lo aplico con la Blush Brush de Real Techniques. Mi recomendación "económica".

lunes, 9 de diciembre de 2013

Sombras de 2013: colección y ranking

Este año he utilizado más sombras de ojos que en el resto anterior de mi vida. Hasta finales del 2012, solía limitarme a iluminar el arco de la ceja con cierta frecuencia y a maquillar los ojos con varios colores sólo en ocasiones especiales. Sin embargo, después de leer tantas entradas de otras chicas describiendo sus looks y animada por el reto de Wayaiu, este año he utilizado todas mis sombras. En el calendario no están todas: sólo las que he ido dedicando al reto. Puedes ver mi colección completa aquí.

Sombras 2013: colección

Si tuviera que elegir tres sombras para quedarme sólo con ésas... haría trampa y elegiría tres paletas. En concreto, las siguientes:

Sombras 2013: ranking
  • ORO: Quad personalizado con las sombras Vex, Patina, Shale y Satin Taupe, de MAC. Poco se puede añadir a todo lo que se ha dicho sobre estas sombras. Las pongo en primer lugar porque no hay que trabajarlas. Ante unas prisas o para una ocasión especial, siempre quedan bien.
  • PLATA: Paleta Naked 2, de Urban Decay. Doce sombras sedosas, pigmentadas, en distintos acabados... Paleta versátil donde las haya. La pongo en segundo lugar porque son tonos que piden algo más de cuidado. 
  • BRONCE: Paleta Naked Basics, de Urban Decay. Seis sombras para diario y el complemento perfecto de la Naked 2.

Con estas 22 sombras, no hace falta comprar más en muchos años.

La imagen del podio está tomada de aquí

viernes, 6 de diciembre de 2013

Nelson Mandela

Nelson Mandela ha muerto pero su legado permanecerá en la historia de la humanidad.

Creado por: United Explanations

martes, 3 de diciembre de 2013

El labial de diciembre

Este mes alternaré dos labiales muy parecidos al de noviembre: son unas barras de labios hidratantes (con aceite de sésamo bio, manteca de karité, aceite de albaricoque, aceite de rosal mosqueta y vitamina E) de la línea Couleurs Nature de Yves Rocher. Usaré el tono 12 Rose Ispahan (rosa fucsia) en las fiestas de esta época del año y el tono 71 Bois de Rose (rosa natural) los días laborables. Cubren más que los de la gama Grand Rouge pero menos que los de la gama Zéro Défaut.

Labial, 12 Rose Ispahan, de Yves Rocher
Labial, 71 Bois de Rose, de Yves Rocher

lunes, 2 de diciembre de 2013

El colorete de diciembre

Diciembre pide shimmer. Ya llevan tiempo encendiéndose al atardecer las luces de Navidad. El colorete seleccionado para este mes es el Hot Mama! (7.08 g), de The Balm. Tiene un cálido tono rosa/coral con destellos dorados que lo ha hecho ser comparado en decenas de entradas de blogs con el Orgasm de Nars, el Coralista de Benefit, el Golden Rose de Sleek y el 103 de Kiko. Yo sólo puedo compararlo con mi querido Sugarbomb de Benefit y algo se le parece. En definitiva, se trata de un bonito rosa dorado que ilumina las mejillas. Como los demás coloretes de esta marca, también puede utilizarse como sombra de ojos y es el único de los cuatro coloretes que he usado de esa manera (como sustituto de la sombra Paradisco de MAC).

Sombra/Colorete Hot Mama! (7.08 g), de The Balm

La imagen de la cajita es más veraniega que navideña y no me gusta especialmente (creo que la chica tiene una pose muy forzada y los taconazos rojos no me parecen apropiados para la arena de la playa) pero, por su tono y acabado, es mi colorete preferido de The Balm. Por cierto, el adjetivo hot significaría "guapa", no "caliente".

domingo, 1 de diciembre de 2013

Doce meses, doce sombras. Diciembre

¡Tachán! Llegó el momento de hincarle el diente (o, mejor dicho, pasarle la brocha) a la famosa paleta Naked 2, de Urban Decay (doce sombras de 1.3 g). La compré al mismo tiempo que la Naked Basics, hace casi un año, y no me había atrevido a tocarla hasta ahora (exceptuando una vez que usé las sombras Verve y Pistol para una boda, el pasado mes de octubre). Me daba pena estropearla. Sí, es una tontería, pero teniendo sombras de sobra para diario, le tenía un poco de miedo a esta paleta: a utilizar colores demasiado oscuros, a que me fuera mal... [Inciso: Tengo la piel muy sensible y he comprobado que la NUDE'tude (The Balm) me provoca dermatitis]. Además, es muy grande para los cajoncitos de plástico que tengo en el armario del baño y, aunque cabe encima de esos cajoncitos, quería tenerla resguardada de la humedad. En fin, estamos en diciembre y se puede decir que es mi auto-regalo de Navidad.

Naked 2, de Urban Decay (12*1.3 g)

Intentaré usar cada semana tres sombras distintas para probarlas todas este mes.


viernes, 29 de noviembre de 2013

Mi experiencia con... prebases faciales

Una prebase facial es un producto cosmético, generalmente con siliconas (por lo que no es conveniente abusar), que se utiliza después de la crema hidratante para crear una superficie lisa y sin imperfecciones sobre la que aplicar después la base de maquillaje, mejorando su acabado y duración.
Hará un año o año y medio que me contagié de la fiebre blogueril por las prebases y fui comprando y probando varias, con mayor o menor éxito.

Mi primera prebase facial fue The POREfessional de Benefit, del que ya hablé en una entrada sobre mi experiencia con Benefit. No es una prebase pensada para aplicarse en toda la cara sino sólo en las zonas problemáticas, donde se noten más los poros y especialmente en la nariz. Tiene un ligero tono beige que no se nota en la piel y una textura sedosa de acabado aterciopelado. Puede utilizarse antes y después de la base, por lo que es perfecta para retoques a lo largo del día. Si se usa demasiada cantidad, la piel rechaza el exceso en forma de restos harinosos que se desprenden solos al extender la prebase. Viene en un tubo de tacto agradable que trae 22 ml de producto que está garantizado durante 12 meses tras su apertura. Cuando probé este producto, me enamoré de sus resultados visibles con una cantidad mínima. Sin embargo, creo que no tiene una buena relación calidad-precio (es bastante cara) y dura muchísimo más de 12 meses así que no volveré a repetir. ¿La recomendaría? Sí, a alguien que vaya a darle mucho uso antes de que se estropee.

The POREfessional; crédito


Poco después, compré tres prebases de Deliplús: dos faciales (minimizadora de poros y perfeccionadora del rostro) y una de párpados, emocionada por su  bajo precio. Creo que usé una vez cada una de ellas y no recuerdo que fuera una buena experiencia (demasiada silicona); al poco tiempo, empezaron a oler raro y las tiré a la basura.

Prebases de Deliplus; crédito


En un momento dado, llegué a la conclusión de no tenía por qué elegir entre gama alta y gama baja y que tal vez "en el término medio está la virtud". [Inciso: últimamente pienso que Benefit tiene una calidad de gama media-alta a un precio de gama alta]. El caso es que me decidí a probar dos prebases de L'Oréal: la prebase alisadora renovadora (15 ml en tarro de vidrio, con textura mousse y un color blanquecino que se vuelve transparente; 24 meses) y la prebase antirrojeces (20 ml en tubo rígido cilíndrico con dosificador, muy fluida y de color verde; 12 meses; descatalogada), ambas de la línea Studio Secrets Professional. La primera es bastante aceptable aunque a mí me resulta un poco espesa y difícil de extender; demasiada cantidad también desprende restos harinosos pero como esto ocurre antes de aplicar la base no hay problema. La he probado con la base Infalible de la misma marca (a la que dediqué esta entrada) y no me termina de convencer. Creo que marca los poros de la nariz, como si estuvieran rellenos de base, más que The POREfessional. Por otra parte, he recibido alabanzas espontáneas cuando la he utilizado así que puede que cumpla bien su función. En cambio, la prebase verde no me gusta. Me la he puesto y me la he quitado sin llegar a terminar de maquillarme. Por más que se diga que con la base no se nota el subtono verde, a mí me parece que como mucho puede servir para Halloween y pronto pasará al neceser de una amiga que la quiera. En definitiva, era inevitable que la descatalogaran. Buscando información adicional, he encontrado una magnífica entrada de Aparichi sobre cómo corregir rojeces.

Prebases de L'Oréal; crédito


En esa misma época de búsqueda de la prebase de gama media perfecta compré la prebase iluminadora "Piel Perfecta" de Lola (30 ml en tubo blando; 12 meses). Es muy fluida, de color blanco y olor un poco raro que se disipa enseguida. No he notado que ilumine ni que mejore el resultado de la base pero la he usado muy poco.

Prebase facial de LOLA; crédito


También he probado varias muestras (1.5 ml) de la prebase alisadora de Sephora. Tiene una textura fluida-siliconada que se extiende muy bien pero deja una sensación rara, como llevar una capa de plástico líquido. No es nada harinosa. A mí me recuerda a la silicona de bricolaje pero mucho más líquida. Debo decir que estoy acostumbrada a crema y base, por lo que ponerme la base encima de algo que no termina de absorberse me resulta extraño. Creo que las prebases de Deliplús eran así, aunque quizá algo más espesas. El acabado final es bueno pero no la compraré porque me resulta muy artificial. 

Prebase de Sephora; crédito


Otra prebase que he probado a través de una muestra (así que mi opinión es limitada) ha sido la base alisadora perfeccionadora Borrador Óptico 5sec de Garnier (sobre de 1.5 ml). Esta prebase me recuerda mucho a la alisadora renovadora de L'Oréal con la diferencia de que su textura tiende más a crema que a mousse y su color es blanquecino rosáceo, aunque queda transparente una vez que se extiende en la piel. Cuesta algo menos que la de L'Oréal y trae el doble de cantidad (30 ml en tubo de plástico; 18 meses). Me parecen muy similares, así que la de Garnier ganaría en relación calidad-precio.

Prebase de Garnier; crédito


Last but not least, la prebase preparadora de Yves Rocher (15 ml en envase de vidrio con dosificador; 18 meses). La uso en el tono 02 abricoté y lo digo en presente porque actualmente voy mi segundo envase. Ya hablé de ella aquí y aquí (en esta última entrada decía que no pensaba repetir con la base ni con la prebase de Yves Rocher porque quería pasarme al maquillaje mineral). Si tuviera que recomendar una prebase, sería ésta. Huele maravillosamente, se extiende a la perfección (como una base algo espesa) y tiene un suave tono melocotón que ayuda aún más a disimular las imperfecciones. 

Prebase de Yves Rocher (tono 02 abricoté); crédito

lunes, 25 de noviembre de 2013

Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer

Hoy se celebra el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Hace cuatro años, la ONU resumía en estas dos páginas la situación a nivel mundial. Me uno a su campaña: ¡basta de todo tipo de violencia contra las mujeres!

Crédito

sábado, 23 de noviembre de 2013

Mi experiencia con... prebases de sombras

Una prebase de sombras/párpados/ojos es un producto cosmético que se aplica sobre los párpados antes de las sombras para que duren más. En mi opinión, lo mejor es usar buenas sombras de larga duración sin prebase, ya que usarla no deja de consistir en añadir más químicos en una zona especialmente sensible. Cuento mi experiencia personal.

Prebase de ojos de Deliplus; crédito
La primera que probé fue de la marca Deliplus y no me pareció que fuera recomendable. Me daba la impresión de que asfixiaba la delicada piel del párpado. Enseguida cambió de olor y la tiré a la basura. De todas maneras, el envase traía mucha más cantidad de la que podía gastarse en el tiempo garantizado. He visto revisiones de chicas a las que les gusta esta prebase pero no coincido con ellas. Me gusta Deliplus para otro tipo de productos pero no en cuestión de prebases.


Prep+Prime de MAC; crédito
Más adelante, probé una muestra de la Prep + Prime Eye de MAC (tono Light). Me gustó mucho pero también me pareció bastante cara y todavía no me he animado a comprarla; actualmente, el envase de 5 g cuesta 18.50 euros. Sus sombras en crema Pro Longwear Paint Pot (que, según mi experiencia con el tono Soft Ochre, no sirven como prebase) también traen 5 g y cuestan 20 euros. Probablemente hubiera sido mejor que comprara esta prebase en lugar de todas las demás prebases de ojos de otras marcas que he ido probando y del propio paint pot.


EyeBase de Cargo; crédito
Compré la prebase EyeBase de Cargo en unos Precios Locos cuando estaban retirando la marca de España. Viene en formato pincel con 2.2 g y me costó 10 euros. Al igual que la de MAC, tiene un ligero tono beige. Es algo más espesa y no está mal pero no repetiría aunque siguiera vendiéndose. No me gusta el formato pincel (es necesario girar la base para que salga el producto) porque no se puede calcular bien la cantidad (siempre sale más de la cuenta) y no me gusta que queden restos de producto acumulados en el pincel. Además, no he observado que esta prebase haga maravillas con la duración de las sombras. Eso sí, sobresale su garantía de 36 meses.


Prebase de ojos de Lola; crédito
También compré la prebase de ojos ultra fijadora de Lola. Como la de MAC, viene en un tarrito de vidrio de 5 g. Tiene una garantía de 6 meses, lo que me parece muy poco tiempo si lo comparamos con la prebase de Cargo. Coincide con MAC y Cargo en su tono beige claro. El tarrito es bastante mono y se puede reutilizar para llevar otros productos de viaje. El producto en sí no está mal; digamos que es una gama media (ni baja como Deliplus ni alta como MAC). Su textura es más ligera que la de la prebase de Cargo.


Mixing Solution de Kiko; crédito
La solución mezcladora para sombras de ojos en polvo suelto o Mixing Solution de Kiko no es exactamente una prebase de ojos pero puede utilizarse como si lo fuera, ya que aumenta la fijación y el color de las sombras. Puede utilizarse con sombras compactas mojando previamente el pincel y cogiendo después la sombra o bien dejando caer una gota en la sombra (menos recomendado). Viene en un botecito de plástico con 50 ml y una garantía de 6 meses. Tiene muchas revisiones en la red y yo no la he usado bastante para aportar algo más.